Titilando.

Los que hacen, hacen y, los que no pueden, enseñan.
En ese momento, la sociedad de la información estaba mutando a la sociedad de las redes.
Y se convenció de que el aprendizaje multisensorial y multidimensional sería la educación del futuro.
Por lo tanto (por voluntad propia) se sometió a testear el experimento en primera persona.
En consecuencia, su facultad de apreciación y su manera de pronunciar ya no fueron las mismas.
Pero todo fue para poder crear esa obra atemporal que tanto anhelaba plasmar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.