“Pensé en el suicidio, pero sentía un extraño cariño por mi cuerpo, por mi vida. Asustados como estaban, eran míos.”

— Parte II:

Eventualmente, encuentran la fuerza para entrar de nuevo a tu cuarto y ya han pasado 2 meses. Todo sigue como lo dejaste, o como los policías lo dejaron tras revisar tu cuarto. La cámara todavía esta en la mesa, y tus padres ni siquiera se atreven a ver ese vídeo. Ese vídeo, jamás será visto. Recogen tus cosas, botan algunas cosas, y tu mama está, básicamente reviviendo ese desgarrador momento, otra vez. En un acto de masoquismo inconsciente tu papa acomoda tu cama, como solía hacerlo cuando te ibas al colegio/universidad. Tu escritorio esta casi vacío, solo tienen esas pequeñas notitas que dejabas antes de irte a clases mientras te despedías de tu mama diciendo “¡Adiós mama!” y le sonreías, o a tu papa mientras decías “¡Diviértete en el trabajo! :)”. Pretendías ser tan feliz… que hasta te engañaste a ti mismo. Acomodaron tu cuarto, lo limpiaron y cerraron la puerta con llave, y hasta hoy, permanece cerrada. En el colegio/universidad todos aún siguen sin poder superar lo que pasó. Tu que pensabas que no le importabas a nadie, que nadie notaba tu presencia. ¿Recuerdas a esa chica que solía ser tu compañera en algunos grupos? Ella ahora llora y se corta todos los días porque por alguna razón, cree que es su culpa que hayas muerto. ¿Recuerdas a ese chico que solía tratarte mal y que nunca te pedía disculpas? Bueno, el está en tratamiento terapéutico 5 días a la semana por sufrir de tendencias suicidas, porque piensa que si te hubiese sonreído o pedido disculpas aún seguirías vivo(a). Ese profesor que era fuerte contigo renunció a su trabajo porque piensa que ya no sirve para enseñar.

Estás muerto, te has ido, y cariño, ya no hay vuelta atrás.

Ese cuarto nunca volverá a estar ocupado de nuevo. Tu mama aun llora todas las noches. Tu papa no es el mismo de antes tampoco. Tu hermano(a) menor nunca crecerá contigo a su lado, guiándole, enseñándole a ser mejor persona. Te necesitaba. Tu mejor amiga(o) aún está destrozada(o). Te necesitaba. Tus padres no saben que hacer sin ti. También te necesitaban. Tu colegio tiene un grupo de ayuda en tu honor para que los adolescentes no comentan el mismo error que tu cometiste. Tu vida era el regalo más precioso y en el pestañeo de un ojo, la terminaste.

Todo lo que necesitabas era una sonrisa… esa sonrisa de alguien que te hiciera saber, que todo iba a estar bien, que las cosas iban a mejorar.

Pero ahora que te fuiste, necesitas saber que si importaste. A la gente siempre le importó. A la gente siempre le importará, solo que estabas demasiado enojado(a) como para verlo. Estabas tan atrapado, tan sumergido en el hecho de que a nadie le importabas que nunca te percataste de la verdad, no te diste cuenta que le importabas a mas personas de las que tu creías que les podrías importar. ¿Y sabes que apesta? Que lo veas ahora que ya te has ido, y que nunca lo viste cuando todavía estabas aquí. Ahora que tu tiempo se ha acabado te das cuenta de que jamás será lo mismo. Jamás podrás recuperarlo.

Nuestra persona especial se ha ido… nuestra persona mas querida se ha ido. Una persona que pensaba que no importaba, que a nadie le importaba. Te prometo, que importabas. Siempre importaste y te amamos… y sin importar que y muy a pesar de todo, siempre te amaremos.

Creado: Jueves, 3 de Enero 2013. 
4:14 AM