Obstinado y occiso

Precisó conciso,

El momento en el que parece que todo está cayendo al borde del abismo,

Silenciosa, brusca y ansiosa la noche fría y amarga que me acogió en sus brazos,

Daría lo que fuera por tener una alfombra donde reposar mis pies,

Ya ni hablar de un amante que me haga café por las mañanas,

Despierto y cada vez se va mas todo a la chingada,

¿Será a caso que es momento de resurrección?

No lo sé,

Quizás sería lo más conveniente.

Por ahora intentare buscar un techo que me reciba aún cuando parezca que la bruma me embriaga,

Presida aquella noche en la que podía hablar de todo y así ya no sentir nada.

Quizás es el momento de resurrección.

Orare por qué en la mañana el sol;

Me reciba con su luz tan tibia y llana.

Orare esta noche para que las cosas se acomoden y que tus piernas me reciban fría y calmada,

Cortaré mi cabello aunque prometí no hacerlo nunca más,

Pasaré la noche en alguna banca mientras la ciudad descansa

Me desharé de las posesiones adquiridas y mundanas que ya no me llaman nada

Y le contaré a los árboles que ya no quiero nada

Que ya no quiero nada.

Remojare mis pies en el asfalto para que se exfolien en la grava,

Y te cantaré una canción de cuna para que ya no tengas miedo.

Cruzaré las calles con la mirada perdida solo para ver cómo las luces cálidas de los faroles se esfuman ya en mi cara.

Me fumare esta última cajetilla antes de que los apóstoles me lleven a Chihuahua.

Le compraré un ramo a la niña que me hizo entender que estaba equivocada

Sonreiré a aquellos que me hicieron sentir desgraciada, vacía y sin ganas.

Te guardare un ramadán para apreciar lo bien que luces destruida, arropada en tus canas,

Diseñare una casa de techos tan altos donde en la oscuridad surjan estrellas con algo de magia.

Orare esta noche para que mañana mis fuerzas no se acaben y resurjan;

Porque

Ya no le tengo miedo a nada.

Leeré esta carta en la Alameda sin gente y mojada aunque parezca que estoy loca y desesperada.

Todo con muchas ganas.

Like what you read? Give Nancy Quiroz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.