Te siento como agua bendita escapando entre mis dedos en puto medio desierto mordiendo mis labios resecos.

No sé, quizás el maldita ansiedad la que me hace extrañarte

Pero mi amor créeme te necesito.

Por ti le hago un ritual al copal hasta convertirme en bruja

Rezaría mil aves Marías para tener aquí cerquita

No quiero despertar y ver el amanecer sin tu espalda

Y tampoco quiero creer que eres demasiado bueno para ser verdad

Por qué en realidad te merezco cariño

Merezco tu amor y tu marcados brazos rodeándome la cadera

Merezco estar contigo vagando en las calles del centro buscando un lugar que nos acoja en la noche fría y larga

Quiero tus piernas amándome cuando sientas que ya no tienes nada

Quiero ser ese pedacito que te reviva después de un gramo de cristal y una botella de mezcal

Jadea jadea jadea

Necesito de tu las labios y de esa sonrisa cuando siento que todo se va a la chingada

¿Dime cómo me puedo ganar la lotería contigo?

Quizás solo necesito un poquito de tu tiempo

Y un poquito más de suerte

Dime dónde compro el cachito para participar

Y de paso hasta le prendo una velita a algún santo

Podría pasar a Jamaica por flores para llevarlas por allá en la línea roja

Y de regreso subirme al trolebús esperando contar los numero de mi boleto

Y si todo sale bien, estos sumarán 21 y podré pedirte un beso justo.

Like what you read? Give Nancy Quiroz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.