El clima perfecto

Para sentarme en la sala, con un vaso de litro lleno de café orgánico sin azúcar, tomar cualquier libro que halla dejado a medias y repasar las páginas que llene de lápiz o marcatextos amarillo.

Escuchar la bomba de la pecera hacer burbujas y mirar a los peces a través del cristal, y a los lirios tan verdes y musgosos.

Acomodarme el cabello aún húmedo por mi reciente ducha y que mis dedos queden impregnados del aroma del shampoo.

Esperar a que se cocine la sopa de papa y cebolla que acabo de hacer, y poner un bistec de carne en la estufa.

Solo el ruido de la fabrica de atrás de la casa, interrumpe la tranquilidad de la sala.

Ojalá pudiera estar en otro lado… y disfrutar aun más el clima y mi soledad en plenitud de la tierra y su humedad.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.