Ayer perdí a uno de los grandes amores de mi vida. Mi abuela de 90 años recien cumplidos fue atropellada por un conductor bajo la lluvia en la zona de San Cayetano.

Hoy es el día que entiendo lo importante que es documentar en nuestra mente todas esas lecciones que nos deja la gente mayor en la vida. Es una “carraspera” un dolor en el alma, un dolor de estomago y como comunicadora que soy, lo que necesito es sacarlo.

No asimilo como una señora en perfecta salud la agarra un conductor sin cuidado y la atropella,dicen que este tipo estaba reclamando su vidrio quebrado mientras mi abuelita estaba en el suelo con su pelvis quebrada.

Y llega a ser este momento donde sin importar la creencia queremos y tenemos la esperanza de que en el hospital en horas altas de la madrugada nos van a decir que “todo esta bien” mi abuela, esta viva ya es suficiente no la voy poder volver abrazar pero la grabé la viví y ahora la lloro y no me la arranco. Si quedo como una loca,así quedaré pero yo no estaba lista para dejarla ir.

Todas sus lecciones las voy a escribir,toda su vida la voy a repasar en esos procesos lentos como una señora llegó a cumplir su sueño de ser nadadora profesional y ganar más de 100 medallas,ama de casa y hacia enserio..los mejores queques del mundo y los más exquisitos en navidad.

No estaba lista y aún no para decir adiós que se pegue a mi todo lo bueno de ella y que me haga mejor persona.Dios la tiene en su santa gloria y eso me da paz, por que si eso me da paz.

Like what you read? Give Nanne Valenzuela a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.