¿Qué es el éxito para vos?

Hay una decisión importante a tomar cuando somos jóvenes, que va a ser la que nos ayude a tomar las decisiones que le siguen. Porque una decisión importante hace que el resto de las situaciones se puedan alinear mientras aparecen.

Esta decisión tiene que ver con elegir cuál es la definición de éxito para cada uno. Elegir qué es lo que significa éxito para cada uno es muy importante porque determina que las actividades que uno realiza están alineadas a un propósito definido proactivamente, en vez de estar tratando de cumplir con las expectativas de todo el resto.

Es un error perseguir la definición de éxito determinada por el imaginario colectivo, en vez de perseguir aquella definida personalmente, porque sólo llevaría a intentar satisfacer los intereses y expectativas de terceros, lo que terminaría en desilusiones y decepciones, ya que resulta imposible complacer a todos al mismo tiempo con sus definiciones en particular. Además, la información con la que contamos es incompleta y está sesgada por lo que se nos muestra. Lo que vemos en televisión o leemos en los diarios, solamente muestra una parte de la verdad, y sería imprudente buscar fama, fortuna y poder, porque lo vimos en televisión. Hay un montón de verdades que no entran en una hora de noticiero.

El éxito tiene que ser definido por cada uno, con los estándares y los ideales de cada persona, y no buscar encajar en el éxito predefinido por la sociedad en sí. No me parece que esté mal que alguien quiera buscar fama, fortuna y poder, si es eso lo que realmente desea y necesita para tener una vida plena y feliz. Siempre y cuando haya sido ésa su decisión personal, una vez superado el análisis correspondiente. Cada uno debería ser capaz de conseguir sus objetivos personales y triunfar en su vida con el mayor de los éxitos, y mientras no perjudique al resto y cumpla con el rol y compromiso que tiene por el bienestar de la sociedad. Sí me parece que está mal, que alguien quiera tener fama, fortuna y poder, porqué ese es la definición de éxito por defecto, sin su cuota personal en esa definición.

Que sea tu mano la que sostiene el lápiz que escribe tu destino.