El fitness como una ciencia compleja

Un acercamiento distinto a lo que cualquiera puede hacer y muy pocos pueden enseñar


Yo hace unos ayeres, de hecho fue este último verano

Verán se que no tengo el cuerpo de un dios, la firmeza de un palo o algo por el estilo. Mi primera vez en un gimnasio fue como un sauna el infierno, no tanto por la rutina que me toco hacer sino por lo abrasador del calor en el sureste mexicano.

Había escuchado que muchos de mis compañeros, ya en tercero de secundaria, estaban levantando hierros y lidiando con cables a peso completo. No me había interesado, ya que no le veía el punto, hasta aquella ocasión en la que la mayor parte de mis amigas, incluyendo la chica que me hacía palidecer, se abrieron de boca “sin malentendidos” ante la presencia de un compañero que había pasado un largo tiempo en el lugar donde nacen los héroes. Así empezó mi aventura.

Es el colmo

Sin embargo, cualesquiera hubiesen sido mis motivos, no me bastaron para de un u otro dejar las dumbbells por un lado. Lo que recuerdo bien, es haber llegado todos los días y escuchar las palabras de una persona con un panzita y cachetitos razonables en cuanto a la enorme cantidad de repeticiones y volteretas que un pequeño de 12 años pudiese imaginarse.

Hoy se que cada persona busca desempeñarse de manera distinta en cuanto al deporte. Jamás había notado la necesidad de adaptación por parte del entrenador personal hacia el usuario y no viceversa, es decir, que nuestro estilo de vida mejore en cuanto a nuestras fortalezas en lugar de esforzarnos por tratar de ser algo a lo que no aspiramos.

Todo mundo puede hablar de ciencias sociales, muy pocos pueden comprobar algo en cuanto a la medicina

Un poco exagerado pero se entiende el mensaje

El “fitness” posee una dinámica única en cuanto a otras ciencias, es decir, se compone de fragmentos que estas nos han dejado. La suma completa de cuestiones biológicas, matemáticas, psicológicas e incluso espirituales nos ofrece la posibilidad de contrastar al individuo desde tres perspectivas importantes, sino son más: la personal, la física y mental (con sus debidas sub-divisiones).

Es por lo cual una materia en la cual cualquiera puede tener su opinión, y por supuesto, todos podemos estar en lo correcto. Las cosas cambian cuando aplicada la praxis con “momentum” (situaciones adversas o de alta presión) uno logra desempeñarse de adecuadamente y por el otro lado es capaz de duplicar ese conocimiento con pruebas verificables.

No tengo un certificado fitness y mucho menos los años de experiencia de alguien como Charles Poliquin”. A pesar de eso, no me molesta ofrecer mis servicios gratuitos temporalmente ya que es parte del juego. Ya saben, “Started From The Bottom”.

Respeto, Humildad y Educación

Mike Robertson, date un tiempo para ver su programa “Built By Science”

Quizá estés recordando a tu antiguo profesor de educación física, lo bobo que era hacer tantas vueltas alrededor de la cancha para tan solo sentarte luego de 20 minutos y perder el tiempo mientras el jugaba en su celular.

No niego que existan personas mediocres y en la carrera inadecuada. Sin embargo, el aplicar una carga adecuada, en el momento preciso, con la ejecución desempeñada en la cantidad de segundos determinados por el tipo de objetivo físico que estés trabajando (fuerza, resistencia, velocidad o movilidad), los descansos necesarios, protocolos de comida, la mentalidad adecuada, étc.

Poniéndotelo de otra manera, un excelente entrenador es alguien capaz de convertir a un cochino en un cerdo de guerra.

¡Estoy de vuelta!

Ellos, a pesar de comportarse como diablos detrás de cada uno de nuestros sets, son parte integral de nuestras vidas, y de la misma manera, representan a una ciencia en la mismísima posición que cualquier maestría en medicina o doctorado en ciencias computacionales.

Like what you read? Give Napro a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.