En mis sueños beso labios y respiro alientos inalcanzables. Mi inconsciente se proyecta en el utópico amor de alguien, que solo es real en la soledad de mi cabeza.
No es que quiera engañarte, es solo que mi mente te ha puesto en el mas alto de los pedestales, del cual no puedo bajarte.
Sin querer, o quizá porque yo quise, te convertiste en algo abstracto, imposible de percibir con el tacto.
Te redujiste a ser solo una delicada imágen a la cual los calificativos, le quedan minúsculos.
Perteneces a un mundo donde todo es tan perfecto, donde todo brilla y no es de nadie. No creo que le seas de nadie, ni siquiera eso posible en mi mundo onírico. Pero si sos esclava, de todas las miradas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.