El prejuicio de todo el país

“Son una manga de negros de mierda” Sí, hasta yo lo pensé, pero fue nada más que un prejuicio. Nunca fui una mina colgada por el fútbol, nunca entendí esa pasión, ese sentimiento que despierta seguir a un grupo de 11 tipitos que ni saben quién sos, hasta hace poco.

Hace poco conocí lo qué es Peñarol. Probablemente no tenga el derecho de decir todo lo que voy a decir porque soy hincha desde hace muy poco tiempo, pero como me gusta hablar de atrevida, lo voy a decir igual.

Peñarol es su gente, es la hinchada, es ir contra el mundo, es levantarse y seguir. Peñarol es toda esa gloria, que cuando la conocés, se te eriza la piel, se te llenan los ojos de lagrimas, y te das cuenta que lo que sentís al ponerte la camiseta es orgullo.

No así para mucha gente. Para algunos Peñarol son esos negros de mierda que van y rompen todo en el estadio, que se cagan a tiros a la salida, y nada más. Hay pibes que arman quilombo, que perjudican al cuadro, y que les importa un carajo el fútbol, y solo quieren armar bardo, sí, los hay, pero ¿en qué cuadros no hay de esos? Claro, ese tipo de “hinchas” solo están en Peñarol, ay sí, claro.

Entonces, todos estos prejuicios surgen a partir del desconocimiento. Peñarol no son solo estos “hinchas”, Peñarol es un montón de gente más, gente de diferentes clases sociales, gente que se junta 90 minutos en una tribuna y se olvidan de todas las diferencias, porque lo que importa en ese momento es alentar al Manya.

Peñarol no es noticia cuando hace las cosas bien, Peñarol es noticia cuando algo malo pasó, y eso es parte del prejuicio, del desconocer. Y no voy a ser hipócrita, yo también lo pensé, porque desconocía lo que realmente es Peñarol.

Lamentablemente, los prejuicios siempre estarán, porque la sociedad en la que vivimos no ha evolucionado lo suficiente como para aceptar cosas que sean “diferentes”, y porque siempre habrán de esos “hinchas”. Pero nada, absolutamente nada, le quita a Peñarol toda su gloria, y todo lo que es.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.