Cosas que surgen de leer el libro de Andrea Wulf: La invención de la Naturaleza. El nuevo mundo de Alexander Humboldt.

Cianómetro: El instrumento usado para medir el azul del cielo. Lo llevaba Humboldt cuando escaló el Chimborazo.

***

Fernweh es la añoranza por los lugares remotos, por lo que aguarda más allá de la línea del horizonte, por eso que todavía no exploramos. Es una palabra alemana. No puede resumirse en una palabra del español. Fernweh es subirse al árbol, poner la mano en visera e imaginar todo eso que no ves pero sabés que está detrás del alambrado y esperarlo, sentir esa agitación violenta del deseo. Fernweh es lo que sintió Humboldt parado frente a un aviso que anunciaba la búsqueda de marineros, pese a que tuvo que reprimir el impulso porque su madre lo amarraba con un hilo invisible. Fernweh sintió toda su vida y terminó por recorrer el mundo. En el libro sobre su vida, Wulf cuenta que un amigo aseguraba que era “la vista de los barcos en el puerto” lo que lo sostenía. Fernweh.

***