La inspiración para ¨Crianza al estilo Ana¨

Hace un año y medio, cuando nos dimos cuenta que estábamos embarazados, empece a investigar sobre la maternidad, esa rara experiencia que todas las mujeres te cuentan cuando eres primeriza.

Me di cuenta que se habla de muchos tipos de maternidad y crianza: la natural, respetuosa, sin golpes, sin muebles, estilo montesori, clásica y muchas otras de moda, pero mientras mas leía y buscaba más me daba cuenta que ninguna compartía por completo nuestra visión de la vida y mas importante aun la forma de vivirla.

Entonces empecé a buscar en este libro que tenemos subrayado y que nos gusta escudriñar, si ese libro el cual muchos por tabú generacional no han ni siquiera hojeado y menos leído, ese que creen está pasado de moda, ése libro el cual entra en controversia cuando se dice su nombre, sí ése libro, mi favorito, la biblia.

Al buscar en mi biblia me di cuenta que también habla de la crianza, no solo de como educar, habla también de como criar a un hijo, de esa espera de cada mujer al desear un bebé, de ese amor sobre natural que se sientes al convertirte en madre y es plasmado de muchas formas, mi favorita es la historia de Ana la mamá de profeta Samuel.

No hablaremos de la vida de Ana, su matrimonio ni detalles íntimos, si deseas conocer la historia la encuentras en el libro 1 de Samuel 1:1 en adelante.

Me enfocaré en la maternidad de Ana, en esa pequeña parte que se plasma pero que describe mucho de lo que Dios espera de mi como madre.

Entonces, ¿qué es lo que descubrí?

  1. La maternidad / crianza se trata de esperar en Dios, de poner ante El cada paso y decisión. ( Ana oró y derramo su corazón. 1 Samuel 1:11)
  2. No caer en el error de permitir que otros me hagan sentir que hago mal las cosas como madre o que Dios no tiene un plan perfecto para mi y aun cuando la gente crea que mi actitud de dejar todo en las manos de Dios, sobre la maternidad en especifico, se les haga raro o fuera de lugar no lo tomaré como algo personal. ( 1 Samuel 1:7 y 13)
  3. Estaré feliz y agradecida con Dios por cada día como madre sin importar que tan difícil sea el día o que tan incierta la circunstancia. (1 Samuel 1:18)
  4. Estaremos enfocados en la maternidad en cada minuto, en cada momento, en cada situación, lo haremos nuestro trabajo y después al ser cumplido el tiempo entonces volveremos a las viejas rutinas, a los viejos trabajos, pero mientras no hayamos destetado a nuestro bebé (Y no me refiero a la lactancia solamente) éste será nuestra prioridad como matrimonio, claro después de nosotros como una sola carne. (1 Samuel 1:22/24)
  5. Nos enfocaremos en criar a un ciudadano responsable que sirva a Dios en cada momento y en cada área de su vida. (1 Samuel 2:11)

Entonces, ésta es la manera en la cual fuí inspirada para empezar a compartir ésto que me fue dado sin merecerlo y que nunca pensé sentir, vivir y sobre todo disfrutar al lado del hombre diseñado para mi.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.