Mi hermana la mujer que cree tener el mundo en las manos porque ese es el ideal puesto por sus reprimidos educadores, ahora ella juega a la perfección, lo triste de eso no es lo de la perfección sino lo del juego, no creo que pueda ver la diferencia, siempre en ciclos de juego y abandono y así hasta el momento ya van no se unos 3 años. Es peligroso emitir mensajes sin sentirlos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated N’s story.