Back to basic´s
…de los placeres sencillos de la vida

Cuando estoy echando platica agusto y sale la clásica pregunta ¿qué disfrutas en la vida? me obliga a preguntármelo a mi misma y en algunas ocasiones dependiendo el mood en el que ande será mi respuesta, sin embargo cuando estoy en el punto en que tengo una conversación conmigo misma y yo sola me contesto mis dudas existenciales llego a la conclusión que me hace darme cuenta volver a lo sencillo sin tanto gadget ofrece gran placer.

Estoy consciente que me falta un mundo por descubrir, y que en este gran viaje de la vida tal vez nunca terminaría de conocerlo, pero en lo poco que llevo en este me he dado cuenta lo fácil que es disfrutar de un momento y que a veces no se necesita de un gran presupuesto para esto, por ejemplo nada se compara con el placer que da el leer una novela cursi y romántica durante un fin de semana y que esta nos haga volar hasta países que en ocasiones no sabemos ni como se pronuncian pero el puro hecho de como lo describen nos hace creer que estamos en el y los vamos conociendo, obvio para esto es necesario darte el lujito de que sea un libro en físico, pues los e-books por muy prácticos que sean jamás te provocaran la emoción de quitarle el plástico a tu libro nuevo y el olor que tiene al abrirlo.

Actualmente el mundo digital en el que vivimos nos facilita la vida, por ejemplo si quiero escuchar alguna canción abro spotify desde la comodidad de mi smarthphone, busco la rola, la añado al playlist y listo, pero el placer que da entrar a Mixup y perderte ahí las horas viendo los cd´s en oferta, ponerte los audífonos y escuchar las novedades, hacer una selección de varios discos que siempre quisiste y llegar a tu casa para abrirlos como si fueran unos grandes tesoros, ponerlos en el reproductor y sentarte a escuchar tus nuevas compras mientras disfrutas de una copa de vino no tiene punto de comparación con el solo abrir spotify y ponerle play.

El día de hoy existen apps que con solo darle click y decidir si haces el pago en línea o al momento de la entrega te permiten tener comida a la puerta de tu casa en menos de 45 minutos, y con esto no solo me refiero a pizzas y sushi, pero hay algo que creo la tecnología aún no ha logrado y dudo mucho que lo haga ya que una app jamás brindará esa sensación de placer que da el cocinar algo improvisado con lo que tienes en tu cocina mientras pones una selección musical única para ese momento, poner la mesa súper cute frente a la ventana y sentarte a disfrutar de una creación culinaria que no se volverá a repetir con una copa de vino del que tenías reservado para algo “especial” y música de fondo.

Podría seguir hablando de los grandes placeres de la vida que la mayoría de las veces son de lo más sencillo que hay pero mejor simplemente los disfruto sin tanto gadget y vuelvo a lo básico.

*cuando llegas a los casi treinta los gustos han cambiado, se han refinado un poco y te das cuenta que una noche loca de antro en la que habrá puro éxito musical del momento con bacacho y pizzas ya no son tan placenteras pues la cruda y desvelada te dura días que se hacen eternidad, entonces cómo el oído ya nos exige encontrar nuevas alternativas musicales la opción para poner de fondo mientras cocinamos nuestra pasta un sábado por la tarde-noche obviamente será con las siguientes opciones:

Pink Martini

The Puppini Sisters

Sole Gimenez

Jovanotti

Paté de Fua

Caro Emerald

Parov Stelar

Caravan Palace

y cómo no puedo regalarles a cada uno de ustedes un cd les dejo algo para que disfruten de esta selección musical

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.