De tapas por San Angel

Buscando opciones para visitar por el barrio de San Ángel al sur de la ciudad, famoso por su historia, monumentos y arquitectura mexicana me entere que hace poco se había inaugurado un colectivo gastronómico muy cerca del bazar de los sábados y sin pensarlo dos veces camine todo avenida de la paz para poder llegar a amargura no. 5 y entrar a una casona de estilo colonial color azul que a la vista se me hizo una fachada padrísima digna de tomarle una foto y que en segundos me llamaba a explorar que había dentro.

Mi primera impresión fue WOW!! Arte, ropa, comida, vinos, artesanías, todo en un solo lugar y lo más padre era el ambiente que sin salirme de la ciudad me sentía en un pueblito de esos que son conocidos como mágicos pues todos son súper amigables y te platican de sus productos y por obvias razones quieres comprar y probar todo.

Al fondo a la izquierda digamos que “conocí” a dos personajes españoles que son muy famosos pues la mayoría de veces se habla de ellos en los chistes y fue lo que me hizo acercarme a ellos y preguntar quienes eran, su carta de presentación fue la mejor pues el primero me dijo soy Manolo quien se va por lo divertido me gusta probar y comer poco en to´s los sitios y después me saludo su amigo Venancio quien es más de lo clásico y solo come en este lugar, los dos tios súper agradables me hicieron pasar una tarde más que amena con una plática rodeada de pintxos y cucuruchos los cuales no me pude resistir y tuve que probar y pues ya entrada en gastos fui a otro local y pedí una botellita de vino rosado la cual se vale comentar que fue espectacular porque según me dijeron son vinos poco comerciales que no encuentro en cualquier lugar lo que me obliga a volver y seguir consumiendo.

Creo que lo mejor de este paseo fue haber hecho nuevos amigos que comparten el mismo gusto conmigo por los sabores, lo divertido y diferente dejándose llevar por el momento, espero volver muy pronto y sobre todo tener el tiempo suficiente para ir local por local probando todo lo que se me presente, además de que muero por volver para comprar algo en el mercadito de arte de San Jacinto.

Twitter e Instagram @nataliushca

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.