ARQUITECTURA DE LÍMITES DIFUSOS

En el libro Arquitectura de limites difusas, Toyo Ito nos explica que la tecnología y modernización van creando una nueva arquitectura logrando que las ciudades crezcan a pasos agigantados sin embargo se olvidan del entorno, dejando de lado la naturaleza para dar paso a nuevos edificios. Ito indica que el nuevo paso a seguir por la arquitectura es una “una arquitectura blanda que pueda reaccionar ante el entorno natural”. En otras palabras plantea una arquitectura que no dependa de lo natural ni que se encierra o aparte si no que complemente; es decir que el límite sea adaptable, flexible y ligero.

Como se menciona en el texto anterior actualmente vemos cada día nuevos edificios transparente y homogéneos, si estamos dentro de uno podemos sentir como el interior se fuga hacia el exterior. Como dice Toyo Ito: “una extensión infinita del tiempo y espacio”.

Uno de los temas que encuentro muy importante son las redes electrónicas. Un mundo en donde si bien nos “acerca” al mismo tiempo nos separa, haciendo que las relaciones sociales sean cada ves más impersonales. Lo percibo como un mundo muy amplio pero mentiroso, ya que nunca se sabe que es lo que hay detrás de lo expuesto por la pantalla.

El cuerpo como las experiencias vividas están en contraste con el otro, es un cuerpo que aspira al lenguaje lírico, es uno creado a través de la conciencia en la tecnología. El lugar que ocupamos en la naturaleza, sociedad, entorno, etc. se logra a través de nuestra experiencia vivida del cuerpo, aunque no nos satisfaga del todo, siempre habrá otro cuerpo en nuestro interior que desee constantemente librarse del cautiverio en que se encuentra como de la casa, del pueblo, de la sociedad, naturaleza y del entorno por completo.

Nos habla de la llegada del estilo internacional en la primera mitad del siglo XX, una arquitectura que tuvo auge ya que lograba la construcción de edificios en corto plazo, no obstante esto quitaba cierto grado de identidad y diferenciación entre los hogares que se construían en este periodo.

Entonces resulta que la esencia de la arquitectura muchas veces no está en lo construido sino en los espacios que crean los habitantes dentro o entorno a ellos.

“Me gustaría llamar Arquitectura de límites difusos a un edificio que se alza en el espacio y que tiene este carácter transparente, homogéneo y flotante. Arquitectura de límites difusos es una imagen que existe en mi interior, una imagen de una arquitectura blanda que todavía no ha tomado una forma definitiva.”
Like what you read? Give Nataly Cupil a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.