¿Qué nos espera ahora que Apple ha asesinado a Jack?

Los nuevos iPhone 7 no traen una conexión jack. Sí, sabes pefectamente cuál es. Es la conexión circular con la que llevas conectando cualquier cosa relacionada con el audio toda tu vida.

Sí, este.

Yo dejé de lado en mi vida a Jack hace mucho, y estoy muy contento. Por eso, no puedo evitar escribir este artículo para explicarte cómo es una vida sin Jack. Aún así, lo que quiero explicarte, especialmente, es lo que ha pasado.

No dejamos de escuchar y leer cosas como:

“Apple obliga a comprar auriculares de 179€”
“Apple no deja conectar auriculares por cable a su nuevo iPhone 7”

No hay nada más lejos de la realidad. Y te lo voy a explicar.


Quitamos la conexión jack y dejamos la Lightning.

Quitamos una conexión Jack, pero no los auriculares. El iPhone 7 sigue viniendo con los EarPods tan característicos que todos conocemos.

Claro que, como no hay puerto jack, usan el otro puerto que hay, el puerto Lightning. El que hasta ahora usabas para cargar y poco más.

Si eres de los que sólo usabas los auriculares que te venían con el iPhone puedes dejar de leer aquí, porque tu vida no ha cambiado nada. Te has comprado tu nuevo iPhone 7 y, como tu anterior iPhone, viene con auriculares EarPods. Además, es imposible que te equivoques de conexión. No hay otra. 😜

Los nuevos EarPods con conector Lightning. Iguales que los viejos, pero con Lightning en el extremo.

¿Y si usabas otros auriculares?

Tranquilo. Si tienes otros auriculares que conectabas por la conexión jack, podrás seguir usándolos con el iPhone 7 y, además, sin coste extra alguno.

El iPhone 7 trae un adaptador de Lightning a jack para tal cometido. Sí, no será como antes, pero no es ningún engorro, ni supone un desembolso de dinero en ningún caso.

Simplemente un pequeño adaptador.

El adaptador de Lightning a toma para auriculares incluido con el iPhone 7.

Así pues…

Desmentimos que haya que comprarse unos auriculares nuevos. No sólo Apple sigue incluyendo unos en la caja del iPhone, si no que puedes usar cualquiera que tuvieras con el adaptador que también viene en la caja.

Y también desmentimos que no se puedan usar auriculares con cable. No sólo la conexión Lightning sigue siendo por cable, si no que puedes usar cualquier cable jack con el adaptador.


Entonces, ¿a qué viene tanto lío con lo de los auriculares inalámbricos?

Es bien sencillo de explicar. Apple ha sacado unos auriculares inalámbricos controvertidos por dos motivos:

  • No tienen ningún cable, de ningún tipo. Bueno, para cargarlos hay que usar uno, pero es el mismo que el del iPhone y no tienes que llevarlo siempre encima.
  • Son, o han parecido a la opinión general, caros. 179€. Sinceramente en este apartado, viendo y conociendo a Apple, no me parece un precio como para sorprenderse.

Estos nuevos auriculares son lo AirPods, que no EarPods.

Los AirPods. Sin cables. De nigún tipo.

Mi vida previa sin Jack

Ahora viene un pequeño flashback. Sumérgete en cómo era mi vida antes de todo esto.

Los auriculares inlámbricos ya existían antes. Se conectan a los diferentes dispositivos por Bluetooth. Y no sólo a móviles, también a ordenadores, tablets, televisiones e incluso a relojes.

Si ahora lo piensas, el Apple Watch llevan vendiéndotelo como un reproductor de música ideal, y no tenía conexión jack.

Y doy un paso más. Apple ya tenía auriculares inalámbricos. Y altavoces. Teníamos (y seguimos teniendo) los Beats Studio Wireless, los PowerBeats3 y los Beats Pill+ (unos altavoces).

Todos estos auriculares y altavoces, como te digo, se conectan por Bluetooth.

Pero no son los únicos. Sony, Sennheiser, Bose, Plantronics y muchos más fabricantes de auriculares han sacado muchos modelos inalámbricos.

Aquí te dejo unos cuantos modelos.

Los Beats Solo3 Wireless.
Los Powerbeats3 Wireless.
Los Sony 1ABT Bluetooth® Headphones.
Los Sony AS600BT Sport.
Los Sennheiser MOMENTUM Wireless Ivory.
Los Bose SoundSport wireless headphones.
Los Plantronics Backbeat Pro.
Y, por último, los Plantronics Backbeat GO3.

¡Vaya! Te he puesto muhos. Pero ahora verás por qué.


Aquí es cuando me vuelves a preguntar. ¿Pero qué ha pasado entonces?

Bueno, si te fijas en los diferentes modelos de estas marcas verás que, básicamente, hay dos tipos:

  • Los cascos de toda la vida que son como una diadema de los cuales no sale ningún cable.
  • Unos auriculares como los de toda la vida, pero que el cable termina en el otro auricular y no en una conexión jack.

Resumiendo, son inalámbricos pero “viejos conocidos”. Además, a día de hoy no son ni más caros ni más baratos que los que no son inalámbricos. En Amazon puedes encontrar auriculares inalámbricos por menos de 10€.

Obviamente, como con los que no son inalámbricos, hay diferentes gamas y calidades. Pero la tecnología ni es nueva, ni es cara. Ya estaba asentada. En mi vida, sí, desde luego.

¡Y un breve inciso! Apple, junto con estos AirPods, ha presentado unos Beats. Los Beats X. No han causado tanto revuelo porque si que tienen un cable, el que une los auriculares. Son los inalámbricos que te acabo de comentar. Unos viejos conocidos que se han modernizado.

Los nuevos Beats X.

Y no son tan caros. No son mucho más baratos, pero no son tan caros. Cuestan, o costarán cuando lleguen, 149,95€.

Recordarás que éstos eran los dos motivos que han causado el revuelo.

Los AirPods. El miedo a lo nuevo.

Ya habrás deducido cómo son los Airpods. Son unos auriculares separados, o sea, tienes dos, como dos zapatos. Uno para cada oído. Sin cables de ningún tipo.

¿A qué no te parece suficiente para causar tanto revuelo? Exacto. Es que no es para tanto. Apple simplemente ha hecho unos auriculares independientes.

Y, por si fuera poco, ya existían esta clase de auriculares independientes. Y no sólo los The Dash de Bragi, que puede que no muchos conozcan. ¡Samsung ya tenía unos!¡Y más caros! Los Gear IconX. ¡Con caja y todo para guardarlos y cargarlos!

Los Samsung Gear IconX y la caja detrás.

No ha sido para tanto.

Explicado todo se entiende mejor. Ya sabes, el futuro es que no haya cables conectando auriculares a tu iPhone y, además, si así lo quieres, puede que ni cables conectando los auriculares entre sí.

Pero hasta entonces puedes usar los que vienen con tu iPhone 7. O los que tenías. O comprarte unos inalámbricos tradicionales. O, tirarte a la piscina (literalmente, porque se puede), con unos The Dash.

The Dash de Bragi.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.