Las metas de año nuevo están sobrevaloradas

Todos queremos ir al gimnasio en enero, ¿O no?

Tu cara después de ir al gimnasio el primer día

Es triste, pero así es, las metas de año nuevo son parte de una moda como muchas otras de esta época para sentirnos renovados. La buena noticia es, que son parte importante para lograr realmente algo. Es la misma historia de muchos de nosotros y sin duda, el caso de Alejandro.

Alejandro tiene muchas metas, pero tiene especial atención en viajar por fin a Cuba. Donde Alejandro y muchas personas fallan al plantearse las metas de año nuevo, es en la ejecución y verificación del cumplimiento de estas metas (no lo nieguen condenadotes), porque sólo se busca sentir el placer momentáneo de ser alguien mejor y renovado al final del año nuevo. Según estudios ( https://sivers.org/zipit), publicar las metas en cualquier medio social socava la ejecución, porque se siente recompensa en que la gente crea que se va a lograr sin haberlo hecho realmente. Así que háganse un favor y no publiquen sus metas.

Listo, Alejandro sabe lo que quiere. Lo que no tiene aún muy claro es cómo lo va a lograr exactamente porque tendrá muchos gastos este año y más allá aún, ¿Porqué viajar a Cuba y no otro destino que sea más asequible y realizable? Y es aquí mis amigos en lo que radica el cumplimiento real de las metas de año nuevo. Para cumplir una meta primero debemos tener muy clara la motivación de porqué queremos alcanzarla, es lo que nos va a mover todos los días, semanas, meses, a acercarnos un poco más a esta meta y saborearla lentamente. ¿Cómo vamos a lograrlo? Pues el medio subyacente será la disciplina sin duda, porque es el camino más certero para alcanzar lo que sea que nos propongamos. Para lograr algo debemos tener claro el porqué, cómo y el qué de lo que estamos haciendo, lo interesante de todo esto es que ya existe un nombre para esta metodología presentado a través de mi TED Talk favorito, es el circulo dorado.

¿Porqué viajar a Cuba? La motivación de Alejandro es como para todo joven, viajar. Todos viajamos porque queremos conocer, conocer nuevos lugares, nuevas personas, nuevas experiencias. Pero, ¿Porqué viajar a Cuba? Pues para Alejandro Cuba es un destino equilibrado entre cultura en La Habana y fiesta en Varadero, porque un viaje sólo es interesante si se aprende algo de él. Y Alejandro como estudiante de ciencia políticas quiere ver de primera mano la vida en Cuba. Ahí está, porqué viajar, porqué Cuba, porque Alejandro quiere aprender algo sobre su área y divertirse al mismo tiempo. Quizás su tesis o una pasantía en una ONG resulte de esto. Quizás quiera mejorar el sistema de su sociedad aprendiendo algo de otros países. Esta es sin duda la motivación que lo mueve y que impulsará todos sus esfuerzos.

Algo menos astral y más de acción es el cómo. ¿Cómo Alejandro puede ahorrar lo necesario para su viaje? Alejandro sabe que como estudiante con trabajo de medio tiempo, necesita buscar otra fuente de ingresos y usar eficientemente su tiempo para salir con todo. Alejandro se ha planteado perder menos tiempo en actividades mundanas y hacer un par horas diarias en Uber. En la ejecución de cualquier proyecto o meta, es buena idea dividir el gran esfuerzo en esfuerzos más pequeños y controlables que den una rápida retroalimentación de avance. Avanzar un paso a la vez todos los días, para formar un hábito, para crear disciplina, para alcanzar la meta. Esto tiene un nombre y es toda una filosofía, es el método Kaizen.

Ahora a Alejandro le parece más fácil y realizable cumplir sus metas, quiere viajar haciendo un esfuerzo extra todos los días para tener ingresos adicionales porque quiere conocer más sobre la política de Cuba. Usando el método del circulo dorado, tendrá la claridad y motivación para alcanzar su meta, y usando el método Kaizen tendrá el framework para poder crear disciplina (algo muy difícil) y poder ver su progreso en alcanzar su meta a diario.

Llega más rápido el que sabe dónde quiere ir y con nitro si sabe cómo llegar con disciplina.

¡Feliz año nuevo!

Like what you read? Give Nelson Chicas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.