Y si te dije adiós fue porque mi corazón no entendía la confusión que sentía.

Moría por seguirte amando, aunque en cada segundo se extinguiera algo en mi.

Te cedí los derechos de mis verdades, de mis sueños y anhelos, así como de mis miedos y frustraciones.

Te entregué la patente de mis pensamientos. Te di el contrato exclusivo de conocerme a libro abierto.

Y un buen día me fijé que todo fue devuelto a mi de un sólo golpe, sin aviso ni advertencia alguna.

Intenté no hundirme, luché por salir a flote… y sin embargo vi como se ahogaron los sueños, los anhelos, nuestra historia

Y mi corazón se aferró a su armadura siendo esta tan pesada que sólo hizo que su luz se apagara.

No me pidas más, porque todo te lo di.

Incluso mis anhelos de vivir a tu lado toda la vida. Pero es que moría por seguir amándote, aunque en cada suspiro algo en mi se extinguía

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.