Una traición.

No hay dolor más fuerte que el de una traición, una traición que no se espera, que no es de imaginar y que llega

Llega sin dejarte escape ni salidas, llega mostrándote verdades que nunca imaginaste y enseñando la verdad de cada persona.
Una vez confíe, confíe tanto que solo mi vida falto entregar.
Pero luego entendí que la confianza no es para todos.
Una traición fue suficiente para a mi hacerme entrar en razón, para yo entender que nadie sería fiel a mi y a mis secretos

Para entender que mi único baúl de recuerdos debía ser mi más apreciado ser ( mi madre ).
Miles de veces quisiera yo y miles de personas devolver el tiempo y no entregarle ni un vello de tú piel ni al peluquero.
El tiempo me ha dictado que sea fria y sin sentimientos pero la vida me grita que sea libre y sin miedo a sentir

Y YO?


Yo pienso que no nací para pasar malos ratos ni sufrir por entregarme a sentir, que no nací para que me den kiwi mientras yo doy fresas.
Que nací dulce y llena de amor para darle a quienes me aman de verdad.
Y que mientras más amarga la traición, más fuerte sea el valor de seguir sin parar.
Que todo va como viene y que nada es Tan grande para a ti quitarte tú paz.
Ayer fue, mañana ya no será.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Nelissa Rosario’s story.