Bailar

Lloramos con el cuerpo,
sangrando violenta juventud para purgar las almas
chamuscadas de tanto acercarse al fuego.

La vida in extremis,
dejamos sangre, sudor y lágrimas
en un hedonismo que se sabe insostenible.

En una pista pulida,
el campo de batalla
de nuestra duda existencial,
ahogada a golpe de
polvo y suspiro.

Ciegos,
perdidos
e
ilusos,

vivimos borrachos de tanto amanecer y
engañados de nuestra inmortalidad.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.