Cronicas de un ser.

Cuatro paredes blancas para nublar el pensamiento, el inconsciente inicia su personaje creado a raiz de la infancia.

La pieza se presenciaba vacia, distintos artefactos de distracción pero nada para sorprender.

Se retiraron los estorbos, se empezo a soltar las frases, lagrimas de siglos y una sonrisa de emergencia.

Acaparado de una mente desequilibrada me arriesgue a tomar una decisión, quizas la mas certera.

Escogi una mochila donde guarde un recuerdo para cada paso, con mis dedos construi el avión de papel que me permitiria viajar por las nubes.

El crepusculo anunció la ruta, era el momento de partir.

Directo a una libertad, era un terreno cuyo lenguaje era universal, la sangre era roja, se consideraba los segundos del corazon como estudio primordial.

Era el dia…si, era el dia.

Finalmente desperte de mi mundo, para escribirte a ti.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Nerio Ramos’s story.