Bitcoin, Blockchain e Innovación.

Señores, la era del dinero global, intangible y descentralizado ha llegado y en NESSYS no queremos quedarnos atrás, innovar es nuestro lema y es lo que hacemos aceptando esta modalidad de pago.

¡HELLO BITCOIN, HELLO BLOCKCHAIN!

Parte de nuestro ADN/cultura corporativa consiste en desarrollar proyectos internos de innovación capaces de finalmente ser incorporados en nuestra cartera de soluciones; esto se consigue investigando y testando tecnologías que, tras ser analizadas por nuestro equipo técnico, pasan a formar parte de un proceso interno de adopción, actuando los propios empleados como early-adopters y proporcionando feedback a la empresa. Como última fase incorporamos dichas tecnologías a nuestro portfolio de servicios.

Igual os suena, a esto lo llaman I+D.

Para los que no conocéis Bitcoin, a groso modo estamos hablando de un protocolo de envío y recepción de mensajes Open Source, mediante una red P2P, y de las propias unidades monetarias virtuales en sí.

El concepto fue creado en 2008 por Satoshi Nakamoto (Nombre falso del creador).

Se basa en la idea de que no es necesario un organismo central o un intermediario para validar transacciones económicas entre dos personas, si la propia red de usuarios se encarga de velar por que dichas transacciones sean veraces.

Si queréis más información podéis leer directamente el documento de Satoshi: https://bitcoin.org/bitcoin.pdf

Pues bien, ya hemos incluido en nuestro método de pago el Bitcoin tras analizarlo y hacer el correspondiente balance de pros y contras, que a grandes rasgos son:

Contras:

Especulación
Volatilidad
Comisiones caras (en los últimos meses) por compra o transferencia de Bitcoins.
Usos fraudulentos (porcentaje muy bajo).
Garantía de aceptación, poco impacto en España (En comparación con otros países)
Implantación y gestión
Cada vez tienes más poder ciertas empresas dentro del sector (De minería principalmente)

Pros:

Innovación
Adaptación nuevas tecnologías
Crecimiento de las monedas virtuales
Transacciones en tiempo real
Imposible de falsificar
Funciona las 24 horas al día
Anonimato: nadie está obligado a revelar su identidad lo que hace al Bitcoin especialmente útil para su uso en países donde gobiernan regímenes totalitarios.
No hay un regulador: ningún comité de “expertos” controla el destino del Bitcoin. Hay unas reglas previamente fijadas por el protocolo ideado por Satoshi Nakamoto que ha de aceptar libremente quien quiera utilizar el bitcoin.
Open Source
Red P2P

Después de todo lo comentado y asumiendo que no todo es de “COLOR DE ROSA” creemos que es una apuesta de futuro y que para innovar hay que arriesgar, ejecutar y sumarse a movimientos disruptivos dentro de nuestro sector.

“asumimos que el Bitcoin y el Blockchain son una innovación disruptiva, cambia el paradigma de las transacciones económicas y a futuro puede cambiar la forma en la que intercambiamos servicios”

También nos gustaría comentar que no tener un regulador no significa que no pagas los impuestos pertinentes, OJO, aquí mucha gente se confunde, la legalidad nos permite trabajar con moneda virtual siempre y cuando se declaren los impuestos, y por supuesto nosotros seguiremos facturando dentro de la legalidad y pagando por todos y cada uno de los servicios que se nos contratan.

“Trabajar con Bitcoins no significa trabajar fuera de la ley, los impuestos se pagan exactamente igual”

Por otro lado, no nos gusta la mentalidad especulativa que se ha implantado alrededor de esta moneda, tanta especulación no puede ser buena (Véase la especulación inmobiliaria en España como terminó) y tampoco la relevancia extrema que están acaparando unas 5 empresas de minería.

En estos momentos seguimos estudiando posibilidades, ser fans de la tecnología Blockchain y Bitcoin es solo un primer paso, pronto os contaremos nuestra experiencia.