Ayer te volví a nombrar.

Tu nombre me duele.

Fui al recital de una de esas bandas a las que siempre íbamos a ver juntos.

¿Te acordás de cuál solía ser nuestra canción favorita?

Esa en la que lográbamos parar el mundo por dos minutos y medio.

Esa en la que dejábamos de mirar el escenario para besarnos.

Ayer la tocaron.

Los ojos se me llenaron de lágrimas que traté de reprimir como pude.

Ayer fui con un chico que no eras vos y me besó mientras sonaba el estribillo.

Ayer besé tu nombre en los labios de otra persona.

Y me volvió a doler.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.