No sé qué está pasando

Mamá y papá están peleando mucho. No entiendo bien cuál es el motivo.

Todos los días, cuando papá está trabajando, mamá habla por teléfono con un señor, le habla en un tono muy amable y se ríe mucho, debe ser un señor muy gracioso. Creo que papá no sabe de esto.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — -

Ayer quise dormir con mami porque Facu me contó una historia de fantasmas. Papá no se quejó como otras veces, fue a dormir a mi cama sin decir nada.
Cuando me estaba durmiendo, mami me preguntó qué pasaría si nos fuéramos a vivir a otra casa sin que viniera papá. Le contesté que nada, supongo que no hablaba en serio ¿Cómo vamos a dejar solo a papá?

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Mañana me voy de vacaciones con mi abuelo a festejar que cumplo 7 años, es por unos días a un lugar donde vamos siempre y a mí me gusta mucho. Estoy muy emocionada porque mi abuelo es muy divertido.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — -

Hoy volví de mis vacaciones, estuvieron muy lindas. Pero ya no vivo en mi casa. Ahora vivimos cerca, pero sin papá. No entiendo bien lo que está pasando y nadie me lo explica ¿Será mi culpa? ¿Será por esa respuesta que le di a mamá unas semanas atrás? No me animo a preguntar, pero lo extraño mucho. Ahora duermo con mamá todas las noches porque le dije a papi que se quede con mi cama así no dormía en el piso.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Ya hace un año que no vivo con papá. Igual lo veo seguido porque vivivmos a una cuadra y fin de semana por medio voy con Facu a pasar los dos días a su casa. Pero los sábados papá sale con sus amigos nuevos y Facu se queda a cuidándome.

A veces no tengo ganas de ir, pero mamá me obliga. Me siento un paquetito que llevan de acá para allá, aunque sea chiquita sé distinguir cuando no tengo ganas de estar en un lugar y cuándo sí. Por suerte Facu es más grande y lo dejan elegir.

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — -

La escuela tampoco me está gustando, una nena que era mi amiga ahora le habla mal de mí a todos mis compañeros y como ya no me siento bien ahí, le miento a mamá para no ir. Facu se enoja, porque sabe que mis dolores de cabeza diarios son mentira y no quiere que siga faltando al colegio.

La señorita también me dijo que no podía faltar más, pero a mí no me importa.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Lu Barbini’s story.