¿Sabes cuál es el ingrediente imprescindible en la construcción de tu marca personal?

El ingrediente imprescindible en la construcción de tu marca personal eres tú.

Parece de Perogrullo, pero no lo es.

Cuando me consulta una persona que quiere aumentar su visibilidad, siempre le pregunto qué quiere que hacer visible. Él o ella me responde hablándome de su proyecto: quiere publicar un libro, establecerse por cuenta propia o lanzar un nuevo servicio.

Y entonces llega el momento de la verdad.

La visibilidad se basa en la diferenciación.

Diferenciarnos requiere conocer el mercado en el que operaremos y estudiar qué propuestas se ofrecen ya en él.

En muchas categorías, la situación habitual es encontrarse con que existen ya propuestas similares: libros del mismo género, servicios parecidos en alcance…

Para que nuestro proyecto sea visible en el mercado, disponemos de una baza importante: asociarlo a la persona que lo promueve. La asociación en cierto modo es automática: asociamos el libro a su autor, el negocio al profesional que lo lleva… Esta asociación nos permite emplear nuestra marca personal para diferenciar nuestra propuesta.

Esto nos lleva a responder a la pregunta:

¿En qué me diferencio yo?

La tentación para salir del paso es buscar diferenciaciones impostadas, sin analizar en qué somos realmente singulares.

Para mí el camino que lleva a diferenciar tu marca personal es éste:

Las marcas se construyen de dentro hacia fuera. Desde el análisis y la introspección.

Después de más de diez años trabajando en Marca personal, una de las conclusiones a las que he llegado es que los profesionales que mejor se conocen y mejor precisan sus objetivos son los que construyen marcas más potentes.

No hablo de famosos: para mí, la marca personal y la fama no son sinónimos. Hablo de visibilidad selectiva: de que te reconozcan en su sector.

Si sabes cómo eres, tu marca será más nítida y, por tanto, más visible.

Tu marca personal será más profesional.

En cambio, si no sabes dónde vas, tu marca personal no irá a ninguna parte (no importa el número de followers que tengas).

Las marcas más eficaces son las que más se acercan a la persona que representan. Son las que describen de forma veraz y consistente sus valores.

Imagina tu marca personal como un sistema solar, cuyo eje es tu misión.

Todo lo demás –los seguidores en Facebook, el enfoque de blog, tus presentaciones- orbita en función de ti.

En este cuaderno de marca encuentras diversos ejercicios para identificar las bases sobre las que comunicar tu marca personal.

Solo puedes construir tu marca personal de dentro hacia fuera.

Sin ti no hay marca.