Foto: Robert Clark

El día en que el periodismo cambió

Este martes 11 de septiembre se cumplen 17 años de uno de los actos terroristas más impactantes ocurridos en el mundo: la caída de las Torres Gemelas en Estados Unidos. Desde ese día, el escenario internacional y el ejercicio periodístico ya no es el mismo.

Los impactantes videos del desplome de las torres del ‘Centro de Comercio Mundial’ en la mañana del 11 de septiembre de 2001 quedaron grabados en las mentes de toda una generación. La destrucción de un ícono de la civilización occidental contemporánea indicó que la sociedad de la información ya no sería la misma. ¿Qué había sucedido? Y, ¿por qué?

Pasan los años y los atentados continúan resonando de manera poderosa y hay una gran cantidad de análisis sobre las diferencias entre un mundo antes y después del 11-S. Hoy, analizamos: ¿Cómo cambió el periodismo tras los ataques del 11 de septiembre? ¿De qué manera los medios de comunicación cubren las historias hasta el día de hoy?

Titulares, luego de los actos terroristas en Estados Unidos. Foto: AFP

1) La tecnología en medio del trauma

En el 2001, las cámaras de video, de fotografía y, hasta los celulares, ayudaron a dar vida al horror del 11 de septiembre. En medio de multitudes frenéticas, muchos reporteros -y hasta ciudadanos- arriesgaron su vida para grabar la peligrosa situación. Sus imágenes se pasaron por televisión miles de veces, sus fotografías se repitieron en casi todos los diarios del mundo.

A solo pocos días del aniversario 17º de los ataques, una nueva grabación fue difundida en YouTube. El video fue grabado por Mark LaGanga, quien era periodista para la cadena CBS y durante casi media hora registró todo lo que ocurrió en la ‘Zona Cero’, inclusive la misma caída de la Torre Norte del World Trade Center alrededor del minuto 18, donde se ve cómo la gente corre para escapar de los escombros. Valiente camarógrafo.

2) Del sensacionalismo a la sensibilidad

Los múltiples videos y fotografías de los aviones que impactaron contra las Torres Gemelas no necesitaban exagerarse con más palabras para llamar la atención o ser acompañados de una escritura creativa para que parecieran peores de los que ya eran.

Antes del 11-S, si un medio conseguía un video atractivo, sin importar lo sensible que podía llegar a ser, lo explotaba. ¿Cuántas veces los estadounidenses estuvieron expuestos a ese tipo de videos? Masacres en los colegios, la explosión del transbordador espacial Challenger y hasta el asesinato del presidente John F. Kennedy.

Sin embargo, todo cambió con los atentados. Los medios de comunicación decidieron que el contenido no se repita una y otra vez para no traumar a los consternados ciudadanos que veían la televisión, en especial los niños.

En la actualidad, las empresas de noticias buscan reexaminar la cobertura de historias violentas. Analizan si hay videos que son muy gráficos para ponerlos en la televisión. No se quieren herir las susceptibilidades de la gente al reportar traumas como lo fue el del 11-S.

3) Rechazo a los islamistas

Cuando se supo que los atentados terroristas suicidas fueron cometidos por 19 miembros de Al Qaeda, movimiento yidahista e islamista a cargo de Osama Bin Laden, las personas empezaron a apuntar a las personas del Medio Oriente o con creencias islámicas como posibles terroristas. En Estados Unidos, el terror permitió que las diferencias culturales se conviertan en divisores sociales, generando que aumente la segregación y discriminación en las ciudades.

Esto fue una gran oportunidad para que los medios de comunicación decidan luchar activamente contra ese estereotipo. Sin embargo, algunos medios internacionales han contribuido a alimentar los prejuicios y se dedicaron a la creciente estigmatización de la comunidad musulmana o árabe.

4) Mayor importancia a la sección “Internacional”

Las secciones internacionales se originan en los diarios de la Unión Soviética, que criticaban al sistema capitalista de E.E.U.U. después de la Segunda Guerra Mundial. Las agencias internacionales nacen por la necesidad de contar quiénes son los buenos y quiénes los malos de la guerra. Así surgió la sección “Internacional”, en una época en que los ciudadanos aclamaban la necesidad de saber qué estaba ocurriendo en Europa por los años 40’s.

El 11-S, alrededor de todo el mundo, los medios informativos sintieron la necesidad de explicar qué había ocurrido en Estados Unidos y debían explicarle a los ciudadanos todos los detalles de los ataques.

En esos días, ocurrió un replanteamiento de todas las secciones en los diarios, dándole mayor importancia a los espacios internacionales, debido a la coyuntura. Por ejemplo, diarios como ‘Le Monde’ (Francia) y ‘The Guardian’ (Londres) instalaron de nuevo su página internacional. Por lo tanto, los atentados permitieron darle un nuevo orden a la información. Hoy en día, por ejemplo, las noticias internacionales y económicas cobran una singular importancia en América Latina.

***

Las consecuencias de ese día han repercutido en todos los campos, impactando el labor de los medios de comunicación, así como la tarea de los periodistas que han cubierto eventos relacionados en los últimos 17 años. La sociedad actual se involucra mucho más en las acontecimientos que suceden en el mundo, la tecnología y las redes sociales han evolucionado y el ámbito de la comunicación internacional también. Sin embargo, aún hay mucho por mejorar en el ejercicio periodístico, que debe preocuparse por informar y ayudar al conocimiento, en vez de alimentar las dudas y hacer crecer los prejuicios. Que este 11-S no pase sin haber analizado esta situación.

Escribe: Marcela Chavez Cruz

Like what you read? Give Nexos a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.