Aprendizajes de mi paso por el ‘Lugar Equivocado’: Pacto Fintech Colombia

Hace unas semanas compartí la historia del bajonazo que sentimos en LaVaquinha, al ver que Davivienda había desarrollado una idea que les presentamos y pensábamos hacer en conjunto. A continuación dejo mi aprendizaje para aprovechar esta experiencia y que otros emprendedores ‘Fintech’ este listos a trabajar con los bancos, ya sea como aliados o como competencia.

Recuerden que no es vaca, es Vaquinha.

Primero quiero aclarar que a diferencia de lo que algunas personas pensaban, nosotros no estábamos discutiendo el “robo de una idea”, siempre nos hemos concentrado en convertir ideas en productos que ofrezcan soluciones reales y no a proteger ideas con acuerdos de confidencialidad. Este fue mi primer tweet cuando vi el comercial de Davivienda:

Luego de expresar nuestra inconformidad en las redes, Davivienda nos invitó a conversar para aclarar los hechos y nos expresó que ellos nunca actuarían de mala fé y mucho menos con el emprendimiento nacional. Les creímos, y aún les creemos, pero debemos aprender de este caso para que no ocurra nuevamente y todos podamos competir en un campo justo. Firmamos un comunicado para aclarar que no estamos discutiendo la autoría de una idea, y lo que queremos es crear un ecosistema Fintech sostenible

Bancos y startups estamos aprendiendo a relacionarnos para causar un mayor impacto en nuestro entorno. De nuestro caso, esto fue lo que aprendimos:

  1. Davivienda acostumbra hacer ‘scouting’ desde su área de innovación. Proceso que busca conocer y aprender lo que están haciendo empresas Fintech en Israel, India, USA, Colombia y varios otros países.
  2. Las diferentes líneas de negocio del banco tienen proyectos para sus clientes y algunas veces buscan apoyarse de empresas Fintech para encontrar mejor tecnología, velocidad de desarrollo y flexibilidad.
  3. Davivienda estaba pensando, y de hecho nos dijeron que ya tenían avances, en hacer un app para ahorro entre grupos de amigos. La misma propuesta que LaVaquinha les hizo pero no nos dijeron que ya estaba en proceso.
  4. Estas empresas Fintech algunas veces son llamados para presentar sus productos y propuestas al banco, como fue llamada LaVaquinha a presentar los productos que tenía actualmente en el mercado, y presentar una idea para desarrollar en conjunto: un app para ahorro entre grupos.
  5. Algunas veces después del proceso de ‘scouting’, el banco no encuentra que las propuestas de las empresas Fintech pueden ayudarles, y ellos toman la decisión de hacerlo internamente, deciden hacerlo solos y competir con los startups.
  6. Davivienda afirma que las líneas de negocio informan su decisión y las empresas Fintech están enteradas cuando se cierran las conversaciones. Desafortunadamente esto no pasó con LaVaquinha y nos enteramos de su decisión cuando el producto fue lanzado al mercado.
  7. Los bancos como cualquier empresa buscan crear nuevos productos, pero al ser empresas tradicionales aún piensan en generar mayor utilidad para sus inversionistas por encima de generar el mayor impacto en el entorno en el que operan. Acá los startups podemos ayudar mucho :)
  8. Un startup siempre que comparte información con un banco tiene que saber que él está en todo su derecho, y con todas las capacidades, de poder hacerlo sólo. Es fundamental antes de empezar cualquier conversación saber el propósito y lo que ambas partes están buscando.
  9. Las conversaciones de una empresa en crecimiento con una empresa tan grande, deben ser siempre con términos y expectativas claras, ninguno de los dos debe tener la sensación que algo está inconcluso, deben siempre cerrar las conversaciones y definir cuales son los pasos a seguir.

Un banco y una empresa Fintech pueden ser aliados o competencia, debemos tener cuidado de no competir injustamente. El caso de Davivienda y LaVaquinha, ¿Es ilegal? No, ¿Es inmoral? depende de cada quién, pero, ¿Es algo que en la cultura del ecosistema fintech debemos aceptar? De ninguna manera.

Por eso hemos creado un Manifiesto que llamamos Pacto Fintech Colombia, para establecer las reglas de juego en la relación banco - startup. Juntos podemos revolucionar la industria financiera para que esta construya un mundo justo y equitativo para todos los ciudadanos. Que este caso no sea una oportunidad de distanciarnos, si no de unirnos cada ves más fuertes!

Dejo acá publicado el primer borrador del Pacto Fintech Colombia que escribimos en LaVaquinha, y que esperamos Davivienda continue. Invitamos a todos los startups y bancos de la región a complementarlo dejando sus comentarios en el documento y posteriormente a todos juntos firmarlo.