El Sistema creó el Internet, ahora hagamos que el Internet corrija El Sistema

Nos apasiona trabajar en el #EcosistemaDigital porque nos permite conectar personas en tiempo real sin importar su ubicación geográfica, publicar conocimiento para repartir información a todos los rincones del planeta y optimizar procesos operativos en cualquier industria. Es un poder suficiente para transformar la economía y si a este gran poder le sumamos la posibilidad de que todas estas conexiones sean transparentes y públicas, tendremos el poder de transformar la sociedad. ¡Podremos crear una sociedad óptima, justa y equitativa!

Desde su creación, el Internet a operado para satisfacer las necesidades del Sistema actual, y ha sido complejo hacerlo trabajar en la mejora de este. Para que podamos ver el Internet funcionando en beneficio del bien común, “El Sistema” debe estar dispuesto a ser dinámico a las necesidades de los ciudadanos y saber que por encima del bien propio de unos pocos prima el bien común de todos, acá es donde está el problema.

El Sistema en el que vivimos se ha encargado de desarrollar poderosas herramientas principalmente con fines militares, y durante la segunda guerra mundial no fue la excepción, en ella se dieron a conocer grandes avances tecnológicos: la criptografía, el radar, y las comunicación directa desde los campos de batalla. Tres avances tecnológicos que dieron el inicio de lo que hoy conocemos como Internet. Después de la guerra, la Unión Soviética lanza el Sputnik, el primer satélite en ser enviado al espacio y Estados Unidos comenzó una carrera en presentar avances donde se creó la NASA y ARPA (Advanced Research Projects Agency). Usando unos artículos que hablaban de protocolos de comunicación en red, las teorías de nodos y la ciencia computacional publicados en los 60s por profesores de UCLA y MIT, en 1968 ARPA crea un programa llamado ARPAnet, un protocolo de comunicación que pudo por primera vez tener varias computadoras conectadas en varias universidades de Estados Unidos con el fin de poder intercambiar información entre ellas. ¿Por qué pasaron 18 años y que dos profesores publicaran sus investigaciones para crear el Internet? ¿Las investigaciones de ARPA no eran lo suficientemente buenas como para descubrirlo? O será entonces, que El Sistema sabía que esto es un poder inmenso que no podía quedar en manos de la sociedad.

Durante años se trabajó duro en estos protocolos de comunicación que fueron presentados a la sociedad, se creó una red de comunicación para conectar todas las computadoras del mundo bajo los mismos protocolos estandarizados TCP IP y en 1983 se creó el Domain Name Server (DNS) para poder registrarle a una IP un nombre. Dos años mas tarde se registra el primer dominio de la historia Symbolic.com. Todo parecía indica que desde ese momento los ciudadanos íbamos a tener un poder incalculable, íbamos a poder tener acceso a toda la información que queramos, íbamos a poder publicar nuestro conocimiento y opinión sin tener que ser periodistas o científicos, íbamos a poder tener las mismas condiciones que los grandes poderes económicos y políticos. Era la oportunidad de hacer primera revolución pacífica para descentralizar los poderes y crear un mundo mejor. Pero Estados Unidos crea la ICANN y se privatiza la adquisición de dominios, el primero paso para lo que sería la censura del Internet.

Desde entonces tenemos que comprarle a un privado el derecho de tener un dominio que opera bajo los protocolos de comunicación del Internet, lo que significa que en cualquier momento, y por cualquiera que sea el interés, nuestra construcción puede desaparecer. Nuevamente el poder ciudadano está dependiendo de que el poder tradicional lo autorice.

Al publicar el conocimiento, y presentar los avances tecnológicos a la sociedad, estamos dando la oportunidad de que los mismos ciudadanos creen soluciones importantes para las necesidades de otros ciudadanos. Desde su creación hasta hoy, los creadores del Internet nos han dado la razón, muchas soluciones se han presentado y muchas también se han censurado, veamos este caso:

OPEN LIBRARY

Open Library fue un proyecto del activista del Internet, Aaron Swartz, co-creador del formato RSS, Creative Commons y Reddit. Él creía que el conocimiento debería ser público y los estudiantes de África deberían tener las mismas oportunidades que los estudiantes del MIT, por eso usa todo su conocimiento para publicar libremente la biblioteca privada del MIT ofreciendo a todos los jóvenes del mundo el derecho a leer los libros que leen los estudiantes de Boston. ¿Esto era algo “ilegal”? Seguramente, ¿pero fue un error de él? o es error del Sistema no entender que gracias al mundo actual esto era posible y que debió encontrar la legalidad para el objetivo final que tenía Aaron y que iba a beneficiar el bien común por encima del bien propio. El Sistema optó por la opción de entrar con una demanda federal y entregar el caso al FBI, organización que censuró el proyecto y presionó a Aaron para que dejará de construir el Internet hasta el punto que hoy en día Aaron Swatz está muerto por suicidio según el informe oficial pero que sus familiares, amigos y personas cercanas no creen esta versión.

¿Aprendimos con lo que pasó? No. Miren este otro caso:

NAPSTER

Gracias a los avances en la tecnología P2P (peer-to-peer), una red capaz de conectar computadoras sin necesidad de haber servidores de por medio, Sean Parker y Shawn Fanning crearon la primera gran red P2P de la historia: Napster. Una plataforma que permitía a los usuarios compartir su música en formato MP3 con otros usuarios. Como era de esperarse esto no le gustó para nada a muchos músicos, mucho menos a la banda que más CDs había vendido en la historia. Metallica comenzó una demanda en contra de Napster con El Sistema optó por prohibir y censurar Napster, en vez de buscar la solución legal de esto. Una censura más para el Internet. ¿Pero fue la solución? No! Se creó Aarez, Warez, uTorrent, y muchas otras plataformas de intercambio de archivos P2P que prácticamente iba a acabar con Metallica si se ponían a perseguirlos a todos. Fue entonces que Steve Jobs ofreció la solución con iTunes, solución que revolucionó la industria de la música hasta el punto que hoy contamos con plataformas de reproducción en Streaming y que son grandes amigas de las disqueras y los músicos, algo que parecía imposible si seguíamos aferrados al sistema tradicional y no buscábamos adaptar el sistema a los avances tecnológicos.

Parecía que habíamos aprendido, logramos hacer que El Sistema se adaptara a la tecnología y no al contrario. Pero parece que este aprendizaje sólo fue para las industrias del entretenimiento, pero ¿qué pasa con las industrias que opera El Sistema?:

UBER + AIRBNB

Dos plataformas que pretenden conectar la oferta con la demanda. Una que compite con el transporte público de las ciudades y la otra con las hotelería. Dos industrias que afectan el interés de quienes operan la política y por ende las sociedad. El verdadero Sistema. ¿Por qué buscan prohibir y censurar estos avances tecnológicos? Están ofreciendo una propuesta de valor para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, estan primando el bien común por encima del bien propio, ¿no es esto lo que El Sistema debería estar buscando? Quienes se encargan de construir y operar el ecosistema en el que vivimos ¿no deberían preocuparse por regular estas iniciativas y adaptar el sistema a ellas?

Qué hubiera pasado si el FBI y el Gobierno Americano en vez de perseguir, prohibir y censurar a Aaron, se hubieran detenido a pensar (sin importar lo que diga la Ley actual) cuál era el objetivo de Aaron y cómo hacer para que esto pasara? Tal vez hoy en día los mismos estudiantes de MIT estarían financiando la educación de calidad para jóvenes en África y en 20 años tendríamos un mundo más equitativo. ¿Qué pasaría si en vez de darse la batalla con Napster hubiéramos intentado construirlo dentro de la legalidad?. ¿Qué pasaría si en vez de buscar cómo censurar a Uber y Airbnb buscamos la manera de adaptar las industrias a que adopten estas nuevas tecnologías? ¿Qué pasaría si en vez de trabajar en prohibiciones trabajamos en regulaciones? Yo creo que tendríamos un mundo mucho más justo, equitativo y en armonía con todas las personas que vivimos en él.

Empresas como Google, Facebook y Apple tienen toda mi admiración, pero perderían mi respeto si toman la decisión de adaptar sus tecnologías al Sistema, en vez de dar la batalla y buscar adaptar El Sistema a la Tecnología.

Esta batalla es todos los que trabajamos para crear el Internet, el verdadero Internet Libre.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Nicolas Contreras V’s story.