El amor en tiempos del Social Media: Antes vergonzoso, ahora casi un hábito

Hasta hace unos años, buscar citas online no estaba socialmente aceptado como una práctica usual. Sin embargo, el smartphone ha modificado nuestro modo de vida y, por supuesto, las relaciones de pareja son otra área que ha cambiado con la irrupción de la tecnología.

La mayor parte de los estudios sobre el tema provienen de Estados Unidos, donde un poco más de 54 millones de solteros y más de 40 millones probaron las citas online. Se estima que los usuarios gastan alrededor de US$239 al año en este tipo de sitios, lo que les da a éstos ganancias de alrededor de US$1.249.000.000.

El estigma por el uso de webs y aplicaciones de citas ha disminuido considerablemente: ahora el 59% de la población estadounidense piensa que es una buena forma de conocer gente. Otro dato significativo: el 5% de las personas casadas o comprometidas conocieron a sus parejas gracias a Internet.

En América Latina, esta tendencia ya se está empezando a notar. Un cuarto de los mexicanos que poseen smartphones tiene descargada una aplicación de citas. Si consideramos el Cono Sur: 400.000 usuarios ya usan Tinder en Argentina y un millón en Brasil. Según le comentó a La Nación la relacionista pública Mariela Stescobich, gerenta senior de Match.com en la región, estas apps son la herramienta ideal para los que trabajan muchas horas y no tienen ganas de salir a conocer gente cuando termina el día.

Las apps de siempre y las nuevas

Dentro de las apps históricas, está Ashley Madison, creada en 2001. Fue pensada específicamente para personas que ya están en pareja: más de 22 millones se anotaron para vivir una aventura. Badoo, que comenzó a funcionar en 2006, se ufana de tener casi 250 millones de usuarios registrados.

Tinder es una de las más populares en la actualidad, con 50 millones de perfiles. En una encuesta realizada a nivel mundial, se dio a conocer que el 30% de sus usuarios está casado y el 12% ya está en una relación. Además, el 62% de quienes descargaron la app son hombres.

Entre las herramientas más nuevas y originales, podemos mencionar a Lulu y Happn. La primera es una aplicación sólo para chicas (con 4 millones de perfiles registrados) en la que, de forma anónima, se califica a un candidato: la evaluación sirve para armarse una idea antes de la cita. En tanto, Happn es una app que, utilizando el GPS del dispositivo móvil, permite ver a las personas que se cruzaron en nuestro camino durante el día.

Sin embargo, hay un competidor que supera a los sitios de citas en ganancias y en eficacia: Facebook. En 2013, tuvo ingresos por 8 billones de dólares, mientras que los sitios de citas generaron 2 billones. Además, los estudios indican que las parejas que se conocen en Facebook tienden a ser más felices que aquellas que se encontraron de otra forma (tanto online como offline).

El lado negativo

Hay algunos aspectos a considerar antes de usar aplicaciones como las mencionadas. Una gran cantidad de usuarios confía ciegamente en ellas y les brindan acceso a muchas de las herramientas de su smartphone. Esto es aprovechado por los piratas para infiltrar malware, robar números de tarjetas de crédito, etcétera. Un estudio de IBM Security explica que el 63% de estas aplicaciones tienen problemas de seguridad entre intermedios y severos.

También la prensa ha criticado los patrones de selección que se observa en los sitios. Por ejemplo, para los afroamericanos y asiáticos es más difícil conseguir pareja en OKCupid. Existen patrones culturales arraigados fuertemente en la sociedad y las investigaciones al respecto hacen que los prejuicios salgan a la luz.

Por último, en EEUU, el 28% de los usuarios aseguró que se había sentido acosado por una persona conocida a través de estos medios. Por eso, se recomienda extremar las precauciones para salvaguardar también la integridad física.

Like what you read? Give nicestream a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.