Trump: ¿Qué onda man?

Nico Garcia
Jan 18, 2017 · 3 min read

Desde hace meses, en Paraguay, estamos viviendo un ambiente super tenso e incierto sobre nuestro futuro político. Manejado por unos pocos como se les canta y al igual que nosotros, el resto del mundo también está especulando sobre qué está pasando en la impredecible cabeza del tío Donaldo.

La semana pasada, Trump dio un par de entrevistas que puso nervioso a los gobiernos de todo el mundo. Ligaron piñas desde Bruselas hasta Beijing. Principalmente porque Trump se caga soberanamente en todos principios diplomáticos, las instituciones o aquellos acuerdos centrales de las políticas públicas de US and A.

En una entrevista conjunta con el Times de UK y el Bild de Alemania, Trump no solo festejó el Brexit, sino que consideró como una “great thing”; además, tiró la onda que hay que, literalmente, desmantelar toda la Unión Europea. “Creo que más de uno va a salir, ya que mantener la unión no va a ser tan facil como mucha gente cree”. Esto tiene un peso enorme, porque la UE es algo que está apoyado por los EEUU desde hace más de 60 años y se considera una cuestión fundamental de unir y curar la división causada por dos guerras mundiales. No satisfecho de darle con un caño a la UE, Trump dijo que la OTAN ­–pieza central de la seguridad Trans-Atlántica- es “obsoleta”.

Cual moquete de fin de año en Veranda, Trump repartió piñas para todos lados. Colocó a la Canciller alemana Angela Merkel a la misma altura de Vladimir Putin diciendo que “hasta ahora confía en los dos, pero vamos a ver cuánto dura”. Por un lado tenemos a Alemania, uno de los principales aliados de USA versus una Rusia de Putin que controla –cuchá- el arsenal nuclear más grande del mundo, viene de “incautar” Crimea de Ucrania al mismo tiempo que bombardea la posición del Presidente sirio Bashar al-Assad. En la repartija también ligó BMW a quien amenazó con imponerle impuestos de hasta treinta y cinco por ciento(!) si tratan de importar autos de México a USA.

“Todo está en negociación”.

En otra entrevista con el WSJ, dijo que la política “One China” iniciada por Nixon allá por 1972 y piedra angular de las políticas internacionales americana tampoco está asegurada. Porque según él, Beijing manipula su moneda de forma que afectan a las compañias americanas. (Recordemos que China fue uno de sus principales centros de ataques durante su campaña).

Algunos expertos sugieren que lo que dice este señor es tan grave y tan serio, que si lo tomamos en serio, deberíamos prepararnos para una crisis mundial. Lo dice de una manera tan peligrosa, agresiva y hasta ignorante que todo el mundo está rezando para que no sea verdad.

Porque una cosa es pelearse con Meryl Steep por Twitter, pero otra es amenazar a China (el país más populoso del mundo, la segunda economía mundial y el tercer ejército más fuerte), a Alemania (la economía más fuerte de Europa) y a todos sus veintiocho aliados de la Alianza del Atlántico. TODOS. AL. MISMO. TIEMPO.

“Bueno, pero esto no afecta tanto a Latinoamérica”. Not so fast my friend. México es uno de los primeros países en verse afectados por las políticas “americanizadoras” de Trump cuando amenazó a Toyota de que si no se instala en USA va a tener tarifas enormes de importación.

En conclusión, no sabemos si habrá rekutu, si Lugo o si Marito o tu hermana, el mundo al igual que nosotros, no le queda otra que esperar.

Nico Garcia

Written by

Publicista. Amateur profesional.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade