Mi primer fósil

foto de una hoja de roble sobre un suelo barroso que esta agrietado de lo seco

Mi primer fósil

Encontré mi primer fósil en el agua. Suena raro, pero así fue. El fósil no estaba flotando, estaba sumergido en las orillas del lago Michigan. Ya sé que te estas preguntando: ¿Cómo es posible que un hueso haya logrado resistir estar sumergido bajo el agua por tanto tiempo como para fosilizarse? Pues, este no es el fósil de un hueso. Existen fósiles de otras estructuras que no son hueso, por ejemplo hay fósiles de hojas, insólito no. También existen fósiles de caracoles. El fósil que yo encontré es una colonia de coral, en la región donde la encontré les llaman piedras de Petoskey. Al parecer estos fósiles no son endémicos a la región, también se encuentran en Europa y Asia.

Cuando vi el fósil, no lo reconocí como tal inmediatamente, parecía una caparazón de tortuga con un patrón de hexágonos. Me emocioné al ver la supuesta caparazón de tortuga. Le puse un poco más de atención y me di cuenta que no tenía los agujeros para las patas o la cabeza. Recogí lo que parecía ser una piedra que conforme se iba secando el patrón de hexágonos iba desapareciendo. El agua aumentaba el contraste entre el centro de los hexágonos y sus orillas. En ese momento no tenía idea de lo que estaba sujetando. Cuando se lo mostré a la persona que me acompañaba, me dijo sin ilusión: «Eso es un fósil». Yo estaba que brincaba de la emoción, pero claro, mantuve la compostura. Reprimí mi niño interior y seguí como si nada hubiera pasado.

Desde entonces, solo he encontrado un fósil más. Esta vez un caracol incrustado en una inmensa roca. Y en esta vez si brinqué de la emoción. En esta expedición me acompañaban un amigo y su familia, que incluía a su hijo de 4 años. Parecía que yo estaba más emocionado que el niño, pero voy a excusarlo con decir que él estaba cansado.

¿Alguna vez has encontrado un fósil? ¿Cuál fue tu reacción?

Sobre «Mi primer fósil»

Muy pocas veces he escrito relatos centrados en mí. Esta es una de estas raras ocasiones. Cuando encontré estos dos fósiles yo ya no era un niño, pero si que me emocioné. Nunca quise ser paleontólogo pero tener ese fósil en la mano entendí parte de lo chilero que es esta profesión.

Sobre la serie «Historias sin futuro»

Para marzo del 2018 les traigo la serie «Historias sin futuro». Una colección de narraciones cortas que describen a personas o situaciones. Estas narraciones las empecé a escribir con la intención de practicar, de ejercitar los músculos creativos y generar un proceso con la esperanza de que se convierta en hábito. Les agradezco su visita y como lo he hice con los post de enero y febrero voy a recopilarlos en un chapbook para que ustedes puedan descargar.
 
 Si quieres descargar Hojarasca, el chapbook de Febrero pincha aquí.
 
 También te puede subscribir a mi boletín para que recibas los chapbooks en tu email.

Read the full article

Like what you read? Give Nico a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.