¿Cambiar de trabajo? Así es como lo vivo.

P. Nicolás Figliozzi
Feb 20 · 5 min read

Cambiar de carrera profesional es posible, pero quizás no sea necesario, por que no estás corriendo una carrera. 🤔

Por algún motivo, pese a haber estudiado y trabajado durante toda mi vida, hablar de mi vida laboral me resulta complejo: ¿Que estudiaste?¿De que trabajaste?¿Y ahora de qué trabajás? Pareciera que la respuesta a todas esas preguntas se deberían responder con una sola respuesta simple y lineal. Pero mi respuesta (por suerte!) es un poco más larga de lo esperada. Los tiempos cambiaron, y yo me considero producto de los nuevos tiempos. Nuestros padres y abuelos estaban años sin cambiar de empresa, y se jubilaban de la misma profesión. Mientras que la generación “Y”, a la que pertenezco, cambia de trabajo mínimamente tres veces antes de los 30 años. Y esto no cambiará a futuro, se estima que para 2030 muchos trabajos que ahora son comunes desaparecerán, por lo que vivir de la misma profesión será algo cada vez más difícil.

Responder que estoy haciendo ahora mismo es mucho más fácil. Estoy en las últimas semanas de un Bootcamp de UX-UI. Un bootcamp es un programa de formación diseñado para transmitir y entrenar conocimientos de aplicación profesionales en un corto tiempo. Como desde la misma web del Bootcamp explican, es una experiencia educativa que te ayuda a impulsar o cambiar tu carrera profesional.

Si! estoy cambiando de carrera profesional. Pero… “carrera”?… es una frase que no me cuadra del todo.

ilustración de Tiago Galo

Una carrera por empezar es una competencia. Para que sea una carrera se debe tener una meta. Hay una pista donde se corre la carrera, digamos un camino. Uno debe transitar este camino y llegar al objetivo. Como es tu carrera? 400 metros libres de velocidad, o en pista circular con vallas. Sea cual sea, una carrera tiene sus reglas y desafíos a vencer. Ninguna carrera es 100% nueva, alguien ya debe haber realizado esa carrera para delimitar las reglas. Y quienes la corremos seguimos los mismos pasos sobre la pista. Yo soy muy respetuoso de las reglas, pero siento debilidad por la innovación, me gusta buscar otros caminos. En las carreras hay ganadores, y además, si eres bueno, puedes llegar a romper un récord mundial. Cuando uno corre una carrera la vista está puesta en el meta de llegada. Sin duda yo no estoy en una carrera. No estaba en una, ni estoy cambiando hacia otra. Para mi, mi vida profesional es mi vida, y me gusta pensarla no como una carrera, sino como un viaje.

ilustración de frannerdwork

Por empezar un viaje es una experiencia. Las experiencias te enriquecen con lo vivido día día. No importa tanto la meta, importa el recorrido. En un viaje uno puede ir acompañado o no, pero nunca sabe con quien más te puedes encontrar. Se conocen nuevas personas, y de cada persona uno se lleva al menos una anécdota y un conocimiento. En un viaje puedes quedarte muchos días en una misma ciudad que te enamoró, pero también puedes cambiar de rumbo, y descubrir un lugar nuevo que no tenías planeado. El recorrido de un viaje no es lineal. Puedes tomar varios desvíos que siempre llegarás al lugar correcto. O mejor dicho, en un viaje uno puede ir cambiando el destino a medida que va sucediendo si es que el viaje te lo propone. Puedes aspirar a seguir el mismo viaje que realizó otra persona a la que admires profesionalmente, pero aun así tu viaje será único, distinto e irrepetible. Y una vez que termina un viaje, lo importante no son los logros obtenidos (como en una carrera), lo importante es darse cuenta que uno creció y no es la misma persona de cuando todo comenzó.

Mi viaje laboral no se puede escribir en pocas palabras: Quizás por que soy técnico realizador de cine y televisión, pero también estudié Diseño Gráfico, y a pesar de tener experiencia laboral en diseño, televisión y cine, mis últimos tres años trabajé en una empresa de tecnología. Fuí desarrollador Front-end, publiqué una app como UX, y trabajé de Product Owner. Y eso que estoy simplificando mucho, por que el objetivo de esta nota no es contarles mi curriculum.


Lo que quiero contarles es que de casi cada experiencia obtuve conocimientos que se fueron entrelazando. Cada estudio y trabajo me preparó para el siguiente destino. Pensar en narrativas dramáticas en cine me ayudaron a imaginar escenarios que ayuden a comprender el funcionamiento de un producto de software; componer un personaje en teatro me ayudó a empatizar con los usuarios y diseñar soluciones que no se centren en mi mirada; estudiar artes visuales me ayudaron a apreciar los detalles que me volvieron obsesivos del código hasta poder controlar Css a nivel pixel perfect. Y así les puedo enumerar más ejemplos que parecen funcionar a modo causa y efecto. Pero nada más alejado a la cause-efecto. En realidad uno va aprendiendo y un dia, como si se tratara de una ciencia infusa, uno se encuentra con esa sabiduría que le ayuda a desenvolverse con comodidad.

Con el tiempo me empecé a interesar por lo interdisciplinario, con la intención de ir borrando las fronteras que marcan el límite de una disciplina y la otra, por más opuestas que parezcan. Así, en mi viaje llegué hasta Product Owner, donde me encontré ayudando a comunicarse equipos de áreas que parecen muy distintas. Conectar la visión de oportunidad tecnológica de los desarrolladores, la visión de negocio de Marketing, y la visión del usuario que nos da Diseño. Y en mi viaje laboral, me encontré gratamente en un destino que nunca hubiera esperado, construyendo puentes en una triple frontera.

Ahora mis siguientes pasos son inciertos. Estoy en el Bootcamp, y buscando mi siguiente trabajo. Cambiando de carrera? Prefiero decir continuando mi viaje. Si estás leyendo este artículo quizás sea porque estés pensando en empezar un estudio universitario nuevo, un máster, o un bootcamp. Quizás tengas un buen recorrido profesional, y te preguntes cómo será abandonarlo para empezar una profesión nueva. Si ese es tu miedo, pues te recomiendo que mires para adelante. Pero no en la meta, sino en el gran viaje que puedes hacer.

Yo estoy concentrado en disfrutar la gran experiencia con el Bootcamp. Les dejo una postal, ya decidiré mi siguiente destino.

— Barcelona, 20 de febrero de 2019

P. Nicolás Figliozzi

Written by

Escucharas muchas historias interesantes sobre mi. Ready to be a great Product Designer in your company.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade