Jacinta Zañartu falleció el pasado 6 de agosto luego de que su cuerpo rechazara los órganos que le habían transplantado. Fue prioridad nacional, y por ello tuvo muchos cuestionamientos en redes sociales que apuntaban a su condición socio-económica. Más concretamente, muchos usuarios de la web acusaron, desde su desinformación, que a Jacinta se la priorizaba “por ser rubia”. Luego de un duro proceso, el caso de la joven dio cuenta de una realidad preocupante en nuestro país: la desinformación general respecto al procedimiento de donación de órganos.

Respecto a esto, diversos actores de la sociedad se han pronunciado para intentar, una vez más, generar conciencia en Chile sobre la importancia y método de este procedimiento. Uno de ellos es Pablo Larraín, ingeniero de la Universidad Católica, que a sus 51 años se dedica a lo que han sido sus dos mayores aficiones: La venta de maquinaria industrial y la radio.

Se desempeña como participante del programa “Liberen a Nicolás” de FM Tiempo junto a sus hermanos Fernando y Nicolás. Le tocó seguir de cerca el caso de Cristóbal Ferrada, que en 2015 recibió un corazón tras una larga espera como prioridad nacional. Al igual que Jacinta, hubo muchos problemas que dificultaron el proceso que vivió el menor, con los que su madre, Marisol Bastías tuvo que lidiar. Larraín comparte su experiencia con nosotros:

¿Estás a favor de la donación de órganos?

Yo estoy a favor completamente. Sobre todo, desde que en la radio hicimos una campaña por Cristóbal (Ferrada). Creo que a priori no cuesta nada, pero lo que pasa en la práctica es que no es tan fácil: hay problemas.

¿Qué problemas?

El proceso de donar un órgano tiene varias fases: Una cosa es la decisión, que es la menos problemática porque cada uno decide si es donante o no. Otra cosa, es que la familia de ese donante respete esa decisión. Y por último, hay problemas en el mismo procedimiento una vez que donas. Lo que nosotros hemos visto, es que no está el sistema de doctores y de la transferencia del órgano debidamente preparados.

¿Qué soluciones se podrían aplicar?

Se podría dejar un consentimiento escrito del donante y se puede informar a las familias sobre el proceso para lo que lo apoyen. Eso con un sistema de información que explique cada etapa del proceso con todo lo que implica cada una.

Como medio de comunicación, ¿ven alguna solución o aporte que ofrecer a la comunidad?

Falta pegar el ‘pencazo’ comunicacional para la donación de órganos. No basta con sólo nombrar una campaña o decir que se necesita un órgano, sino que además se genere un espacio de conversación y educación al respecto. Como casi no tenemos información, mucha gente dice: “¡No! Van a vender el órgano” o cosas similares. Nos ha tocado oír ese tipo de reflexiones y es algo que hay que cambiar.

¿Te ha tocado seguir de cerca algún proceso de donación?

En su momento, tuve mucho contacto con la mamá de Cristóbal, que necesitaba un corazón. No estuve presente en el momento mismo en el que se efectuó la donación, pero la Marisol me comentó paso a paso lo que fue su experiencia y la cantidad de problemas que hubo para encontrar un donante. Ella explicó que no todo se trata de que el donante tenga la voluntad, sino que también, cuando se dona, los doctores no están preparados para enfrentar a las familias y transmitirles correctamente lo que se quiere hacer. Hay mucha ineficiencia al momento de comunicarse con la familia del donante. Y eso conlleva que se entre en un conflicto con ellos y que finalmente se decidan por ‘vetar’ o no seguir adelante con la donación.

¿Conoces el caso de Jacinta Zañartu? ¿Qué impresión te deja?

Ví lo de la Jacinta, que a pesar de que estaba muy débil cuando había que hacer la operación, luchó por su vida hasta el final. Pero ese caso era muy complicado, y no terminó como todos quisiéramos. En la radio hemos hecho campañas fuertes en el sentido de promover diariamente la donación de órganos. Pero a los chilenos se los tenemos que explicar como corresponde para que no haya problemas hacia adelante. Tenemos que instaurar la mentalidad: “Donación es vida”.

Like what you read? Give Nicolas Wiechert R a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.