Nos Conquistaron.

Año 1523: Yo era una indígena Guatemalteca. Tenía el pelo color negro y largo hasta la cintura, piel morena y no muy alta. Mi familia era grande, contaba con cinco hermanos ,una mamá y un papá. Todos mis hermanos ya eran grandes al igual que yo , así que todos trabajábamos en la tierra, recolectando maíz. Nuestra casa quedaba en las afueras de Chimaltenango. No era muy grande, al contrario era pequeña y habían un par de goteras. A pesar de eso mi familia y yo vivíamos feliz y a gusto.

1524: Era un día gris.

Un tal Pedro de Álvarado de España, vino a conquistar Guatemala.Se presentó en 3 barcos enormes. Semejante Guerra. Él y su ejército tenían armamento y estrategias 10 veces mejores que nosotros, los indígenas. Fueron conquistando toda Guatemala, no dejaron que nada ni nadie se interpusiera. Todos los días era un constante miedo y angustia.

Poco a poco fui perdiendo a cada uno de mis hermanos y padres. No quedaba mucho porque Pedro nos conquistó. Me tomaron de esclava y no siempre me trataban como debía.

Pasé muchos años así, sin libertad, sin felicidad y sin nada.Estaba delgada y mi pelo dejó de crecer. Yo siempre pensé en heredar las tierras de mi papá y vivir para cultivar maíz pero ahora lo único que quedaba eran cadáveres y esclavos. Esas eran las únicas dos opciones que se presentaban para los indígenas en estos años.

Me consuela pensar que no soy la única persona que está pasando por esto. Me hubiese gustado encontrar y poder platicar con una persona con una historia igual a la mía.

Pero a mi me conquistaron, a toda mi Guatemala conquistaron, supongo que esto será parte de la historia, de nuevos cambios y vidas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.