¿Como proporciona la Educación de Calidad un Bienestar Social?

Educar, que gran palabra ¿pero de donde proviene este término? Podemos remontarnos al siglo XIV donde el termino proviene del verbo latin Educare, Ahora bien, pero ¿qué significa este término? Algunas de las búsquedas nos arrojan resultados que nos acercan al concepto de Desarrollar facultades Intelectuales, morales y afectivas de una persona de acuerdo a la moral o comportamientos que se deseen integrar en el individuo, o bien proporcionar conocimientos o habilidades con la finalidad de una determinada formación

Pero un momento tenemos que aceptar que el significado de esta palabra va más allá de un término. Educar es la manera de generar individuos que estén llenos de conocimientos y de capacidades de generar y enriquecer sus propias habilidades que puedan contribuir en su propio bienestar y el de los demás, lo que los ayudará a tomar buenas decisiones en sus vidas, les podrá generar nuevas oportunidades a través de sus conocimientos.

Podemos tomar la Educación como una forma de romper las cadenas de la ignorancia y de la opresión, que si bien muchas veces las personas al no tener conocimientos no logran apreciar las oportunidades o bien en forma negativa no logran darse cuenta que están sumidos en sujeción por aspectos de la vida que muchas veces solo los perjudican, dañando a los individuos.

Hoy en día en Latino América existe una constante lucha por mejorar los estándares en educación.

En Chile donde hace aproximadamente 11 años inicio una lucha de la población para generar una educación de calidad a la cual se le nombro la (marcha de los pinguinos) , marcha de la cual yo particularmente participe, cuando recién cursaba 1° medio, donde participe en paros y movilizaciones sin saber muy bien cual era su propósito, el cual ciertamente hoy no solo conozco si no que lo comparto y logro comprender al importancia que tienen los estudios para generar bienestar dentro de las sociedades.

Dentro de los requerimientos por los cuales se luchaba en la ya mencionada “Marcha de los pinguinos”, se exigía una gratuidad universal en cuanto a la educación y después de casi 12 años se a logrado pequeños vestigios que han avanzado en esta dirección pero aun no se ha logrado concebir la ideología que la educación es un derecho universal y el estado debe garantizar a la población y ser garante de ciertos estándares que deben entregar equidad e igualdad sobre la educación.

Ahora bien dentro de los cambios que han nacido en Chile, gracias a este movimiento podemos nombrar que existe la gratuidad a la cual se puede postular y es un beneficio que otorga el estado pero que solo favorece al 50% de la población mas vulnerable del País, lo cual es generado por deciles.

Que básicamente toman el ingreso bruto familiar que recibe cada integrante de la familia, ese total es divido por la cantidad total de los integrantes de una familia y ese valor per capita se sitúa en 10 diferentes categorías llamados Deciles,(como lo muestra la siguiente imagen)

Si bien esto es un avance dentro de las políticas, aun queda mucho que hacer en cuanto a la calidad.

No quiero hacer una critica a la labor que realizan los docentes en su praxis, porque creo que ellos son los principales en entregara calidad de educación en las aulas ya sean desde las educadoras de párvulo, los profesores de primaria, secundaria hasta los decanos de las universidades, si no que mi critica va dirigida hacia los recursos con los cuales cuentan estos profesionales para gestionar una experiencia de calidad, que muchas veces chocan contra grandes cantidades de alumnos, bajo presupuesto para realizar su labores experimentales en las salas de clases, “no cuentan con las capacitaciones necesarias para desarrollar experiencias enriquecedoras e interesantes para el alumnado”.

Lo cual ciertamente se iguala con la realidad que vivimos hoy en día en latinoamericana con la realidad de la sala de clases de hace aproximadamente 100 años atraz, a lo cual los invito a ver el siguiente Vídeo

Ciertamente la calidad de la educación esta sumergida bajo un sistema el que empuja a recibir educación bajo ciertos estándares que solo estancan el desarrollo cognitivo y creativo de las grandes masas y que ciertamente paraliza y encasilla las poblaciones de acuerdo a lo que pueden pagar o endeudarse para poder educarse, lo que ciertamente cuarta las oportunidades que tienen esos estudiantes al ingresar al mundo laboral y lo cual ciertamente afectaran el bienestar en su ciclo vital.

Nicole Whitney Aldea-Martinez, quien es Australiana-Chilena y Asistente Social, Diplomada en Gestión Moderna de Bienestares.

Sigue a Nicole Whitney Aldea-Martinez en twitter

Sigue a Nicole Whitney Aldea-Martinez en Linkdin