Gripe mal curada

Creí que todo había pasado. Que estaba sana.

Yo fui al médico,

conseguí las pastillas,

cumplí el tratamiento.

Creí que ya no me daría fiebre.

Creí que no me iba a derrumbar. ¿Por qué mi cuerpo no se ha vuelto inmune al dolor?

Otra

vez

el llanto.

¿Cuál es la diferencia entre la culpa y el remordimiento?

Todos los amigos que tuve reposan en el cementerio.

Sus palabras hirientes se amontonan en mi cabeza y unas gritan más que otras.

Vuelven las migrañas porque

no puedo perdonarlos.

no quiero perdonarme.

Like what you read? Give María Gabriela Camacho a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.