Sesión 1

Mucho gusto, sea bienvenida María. Luego de tantos desplantes que me ha hecho es bueno verla. Siempre que hace una cita la cambia a ultima hora, postergándola. En fin, no se lo tome a mal. La felicito por llegar al lugar y pasar al consultorio. Le hago un repaso porque ya no recuerdo la última vez que la vi: Acá no hacemos brujería ni leemos la cartas. No hay prejuicios, ni señalamientos. Ni le diré qué hacer. Mas bien la ayudaré para llegar a esa conclusión, esto es un laboratorio donde estudiamos su vida: un espacio para pensar con objetividad los hechos acontecidos. Nada es rígido aunque manejamos cierta estructura para preservar la ética. Yo siento, usted siente. Está viendo el inicio de un proceso terapéutico que necesita el trabajo de las dos. El día de hoy tenemos no solo la tarea de presentarnos otra vez sino también de conocerla. Empezando por saber qué la motivó a regresar. Es una tarea simple ¿verdad? bueno, póngase cómoda. Yo no soy psicoanalista pero me gusta usar el diván porque hace que fluyan mejor las ideas. Allí está. Haré lo posible para que las horas no nos pesen y este ejercicio mental no se vuelva agotador.

Like what you read? Give María Gabriela Camacho a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.