Recordar es volver a pensar por Niurka Calero

Recordar, afecto, especialidad, ver, conocidos… De qué vale todo eso, si la comunicación, la integración, la empatía, el respeto, la admiración, la privacidad, la cultura, la individualidad, el amor no van de la misma mano.

¿Qué pasa?

Lo que está pasando ahora en Estados Unidos, no hay ronda, no hay amistad, no hay educación suficiente, han cortado casi todos los programas de arte de las escuelas elementales, y han fabricado y vendido todo el armamento posible para destruir al mundo.

Somos responsables todos los ciudadanos del planeta tierra de poner a nuestros presidentes, pero además somos responsables de escoger lo que vemos en los medios que avasallan nuestras vidas, ellos son los que ponen las etiquetas y manejan este muñeco colectivo de destrucción y muerte que es la sociedad actual.

Ningún presidente en este país tiene autoridad suficiente para cambiar nada, los presidente tienen un periodo de 4 años para gobernar, aquí a los que tenemos que estudiar muy bien son a los jueces y senadores que ponemos allí, para que nos representen, esos se quedan sentados vitaliciamente en sus sillas, poniendo y disponiendo de la vida de todos.

Les sugiero que no se dejen engañar con todo el circo mediático que nos rodea, y que tampoco se dejen intimidar por nada ni nadie, el voto es un derecho y es una decisión privada, otra cosa que también han olvidado. Nos vemos en las urnas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.