NoLegalTech #Día8

Nuestro CRO (Chief Rabbit Officer) participando activamente en una comunidad estratégica

Un viejo conocido nos comentó hace unos días “No sé como lo hacéis, pero últimamente os veo en todas partes”. Muchos nos habéis preguntado por nuestra estrategia de marketing, ya que en poco tiempo parece que nos hemos posicionado bastante bien como consultora legal para empresas tech. No es exactamente lo que estábamos buscando, quizá debemos afinar un poco más nuestro perfil pero por el momento, no está mal. Desde el inicio tuvimos claro que para llegar a nuestros targets había que moverse hacia ellos, y la forma más rápida de llegar es compartiendo información de calidad con la audiencia, y adaptando la “law of two feet” a nuestra estrategia. En resumen, lo que nosotros hacemos es

  • crear contenidos de calidad para el mundo online, y
  • participar de forma activa en comunidades estratégicas.

La estrategia del marketing online es relativamente sencilla: mantenemos abierto un perfil de NoLegalTech en Twitter y en Instagram, y usamos ambos para dar difusión a los eventos en los que participamos, a los pequeños éxitos que vamos obteniendo y a compartir nuestro día a día con los que nos siguen. Usamos además el perfil de Twitter para ponernos en contacto con posibles clientes o partners, y aprovechamos los nuestros personales (uno y otra)para ser un poco más macarras: echándole mucho morro nos pusimos en contacto con una editorial jurídica y vamos a intentar convencerlos para escribir un libro… Cosas del Twitter.

Aparte de los perfiles en redes sociales, que son divertidos y permiten una interacción más directa, mantenemos un blog dentro de la página web en el que publicamos contenido relacionado con tecnología y derecho. La buena noticia es que estábamos teniendo métricas bastante buenas para el tiempo que llevamos con él (desde mayo), la mala noticia es que el cambio de web nos ha roto todos los enlaces a los artículos, así que debemos “arreglarlos” y “reposicionarlos” de nuevo, y encima nos hemos quedado sin métricas. Lo estamos arreglando poco a poco, sin números no somos nadie. Luego está este blog, que usamos como experimento para ir publicando contenidos que tengas más que ver con la empresa y las aventuras que sufrimos cada semana con ella. Y nuestra última locura ha sido un podcast sobre Derecho y Tecnología, para seguir difundiendo las cosas legales del software de forma amena y clara.

¿Qué conseguimos con todo este contenido? Visibilidad en las redes, transmitir de una forma sencilla quienes somos y los que hacemos, compartir información útil sobre temas tecnológicos, recoger feedback prácticamente en tiempo real sobre nuestros planes de acción.

En el Agile Open Space de Segovia aprendimos la “regla de los dos pies” (o regla de movilidad), como parte de la filosofía de Open Space Technology, que más o menos dice que si en cualquier momento te encuentras en un lugar donde no estás ni aprendiendo ni contribuyendo, usa tus dos pies. Vete a otro lugar donde puedas aprender o contribuir. Sobre esta idea otra de las cuestiones de marketing que desde el inicio nos planteamos es la participación activa en comunidades estratégicas.

Si estamos en un lugar donde no podemos aprender ni aportar, nos movemos y nos vamos a otro donde sí podamos hacerlo. Entendemos que ese lugar para aprender y compartir son las comunidades tech y startups, y en menor medida las comunidades legales que estén interesadas en innovación y tecnología. En lo que va de año entre meetups, congresos, charlas propias y ajenas llevamos 39 encuentros. Hasta fin de año nos quedan 18 más previstas, y alguna más que surgirá por el camino… Nada como colocarte en primera línea para que te vean.

Esta parte es a la que más tiempo y recursos dedicamos. Nos hemos gastado unos 1.500 euros en viajes, alojamiento, traslados (y 50 euros en pegatinas de NoLegalTech) y este año pasamos por Madrid, Londres, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Segovia, Soria… además de recorrer de arriba abajo nuestra comunidad. Aprovechamos los viajes y los ratos libres que nos quedan para ir adelantando trabajo, hacer llamadas, organizar visitas, pero resulta agotador estar tantos días fuera de casa.

A final de año analizaremos los datos y los resultados conseguidos, para valorar si seguimos haciendo lo mismo en 2018 o cogemos nuestros pies y nos movemos hacia otro lado ;)