El México del norte, del norte de la frontera, también es México.

Algún lugar del México del sur

Cuando nos referimos a México, como mexicanos, podemos pensar en muchas cosas, pirámides y orgullo de nuestras raíces, tequila, mezcal, sotol; también corrupción y narcotráfico; o bien tacos y gran gastronomía, grandeza; o también gran biodiversidad y la grandeza de su gente, pero pocas veces se habla de esos dos Méxicos, si, el del sur de la frontera y el del norte. México vive dos realidades, juntas y separadas a la vez. Un México partido; nos tocó vivir al sur del gigante económico de esta época, nuestra maldición y bendición a la vez.

Igual que los uzbekos emigran hacía Rusia, que los turcos emigran a Alemania, los marroquíes emigran a Francia, los argentinos a México, los peruanos a Italia, los mexicanos emigramos mayoritariamente a Estados Unidos, lo hemos hecho por años; nada nuevo bajo el sol, es bien sabido que el principal ingreso de dinero a México son las remesas que son enviadas desde Estados Unidos; si, eso es más dinero que lo que México gana exportando petroleo.

México está partido en 2, aquellos que deciden ir a buscar mejores oportunidades y aquellos que se quedan en México. Aquellos que se fueron deben adaptarse a un nuevo ritmo de vida, a otra realidad, aprender otro idioma, a la realidad del olvido, a desvanecerse de esa realidad que les falló.

Yo soy parte del primer grupo; decidí mudarme de manera temporal a los iunaited, con todas las comodidades que una visa de trabajo profesional me puede dar, a diferencia de todos mis compatriotas que decidieron venir arriesgando sus vidas y sufriendo la putiza del día a día en la chamba de la construcción, la agricultura, la cocina. No me puedo quejar, gozo de ese privilegio gracias a haber estado en el lugar adecuado en el momento adecuado. Si, mi experiencia ayudó un poco y bueno, soy afortunado por haber podido pagar una carrera profesional y trabajar varios años en mi campo.

Pertenezco definitivamente a una minoría, ya que los mexicanos que venimos con una visa de trabajo profesional, estamos en los miles, cuando el resto son millones; más allá de los números, son generaciones viviendo aquí, por más de un siglo; no voy a ahondar en detalles, pero sabemos que la cercanía y la historia de ambos países juega un rol definitivo, mucho del territorio de Estados Unidos fue de México en el pasado, la demanda laboral es alta y la oferta es alta y barata; ambos países viven en un estado de simbiosis y por ende, amor/odio desde muchas perspectivas y es eso justamente de lo que quiero hablar aquí.

Uno de los temas que quiero abordar y me interesa y apasiona mucho en este blog es la falta de información acerca de este tipo de temas, así como la crítica a la xenofobia y racismo que se vive en mis dos lugares favoritos del mundo, México y Estados Unidos (Perú también es una gran parte de mi, pero de eso hablaré en otro momento). Aunque estos problemas no son exclusivos de esta gran región del continente americano; justamente hablando de eso, hay una gran confusión en ambos lados de la frontera que me gustaría mencionar aquí.

America, América, wait… what?

Cada vez que escucho a alguien en Latinoamérica decir “estos pinches gringos, se sienten que solo ellos son el continente americano, ¿que no entienden que América es todo el continente y no solo ellos?

Bueno, la verdad es que no es así, la verdad es que a muchos de ellos no les importa un carajo el resto del mundo, muchos de ellos nunca han salido del país pero, ¡¡sorpresa!! eso también pasa en otros países, no todo el mundo es viajero, hay mucha ignorancia no solo en Estados Unidos, también en el resto del mundo pero, regresando al punto inicial.

La forma en que se enseña los continentes en cada país es diferente; para los mexicanos hay 5 continentes (África, América, Asia, Australia y Europa), para los europeos y estadounidenses hay 7 (Africa, Asia, Australia, Europe, North America, South America & Antarctica); incluso algunos países consideran Eurasia como un solo continente. Cada país tiene una percepción diferente de como está organizado el mundo. Esto es importante porque:

America no es la traducción de América y nadie aquí cree que el nombre de su país es el del continente; para ellos, United States of America puede ser The US, USA, The States o simplemente America todos ellos son versiones cortas de su nombre oficial, ahora, la confusión viene cuando una de ellas, suena igualito a como los latinos llámamos en español a todo el continente americano, América y el gentilicio de aquí, en inglés, es American que mucha gente traduce como americano pero es justamente ahí donde empieza la confusión; American se traduce al español como estadounidense y para todo el continente la palabra en inglés es Americas y su gentilicio también es American sin embargo, en su contexto, donde el continente americano son realmente 2 continentes pues es difícil pensar en que tengan una idea que es realmente América, con acento. Es algo que no está en su contexto. No es que no les importe, simplemente se les enseña de otro modo. Ahora, según wikipedia, el término americano también es aceptado como gentilicio de Estados Unidos, acabo de aprender eso; sin embargo, como explico aquí arriba, nadie aquí está tratando de pretender que su nombre es el del continente. De hecho, no les importa un carajo.

Chicanos

Los xicanos o chicanos en Estados Unidos es una gran mezcla de ambas culturas y el resultado de tantos años de convivencia e intercambio cultural entre ambas naciones. Los Mexican-American son aquellos que, nacieron aquí y tienen raíces mexas, no todos ellos, solo quienes deciden portar esa bandera y enorgullecerse de sus raíces y la identidad de sus comunidades. Están orgullosos de su herencia mexicana pero a la vez de su presente en un país con otra realidad. Hablan inglés y español indiferente y perfectamente, ambos les gustan, tienen 2 identidades y aman a las 2 del mismo modo. ¿Qué mejor que escuchar ritmos mexicanos cantados en inglés? Este video ejemplifica perfectamente todo esto que trato de explicar torpemente. (Hay que verlo completo).

Sobra decir que este es uno de mis grupos favoritos que he descubierto aquí, junto con Chicano Batman:

Como nota aparte. Así como pueden ver en los videos, KEXP es una gran estación de radio y non-profit que siempre está buscando descubrir nuevo talento y apoyar a músicos independientes, así que si les gusta la música, no dejen de revisar sus sesiones en vivo en su canal de YouTube.

No, no se me ha olvidado el español

El otro México, del que hablaba al inicio es el original, el que se quedó atrás para quienes decidieron venir a buscar una mejor calidad de vida que su país no les pudo dar. Ese que critica a los que se van, los tacha de desertores porque no quisieron seguir luchando por un mejor México. He escuchado muchos de esos comentarios, tanto hacía mi como a otras personas. “Ya se siente gringo…”, “Que, ¿Ya se te olvidó el español?”, “¿Cómo te atreves a opinar acerca de México, para ti es fácil porque ya no vives aquí…” y otras frases similares de descalificación. Siguiendo la línea de este blog, mi intención no es atacarlos de regreso, ¿Cuál sería el punto de ello? Más bien, me gustaría hacer una pausa en este intercambio de odio y rechazo.

Creo que los seres humanos tendemos a generalizar y polarizar, especialmente en estos tiempos de las redes sociales donde compartir información -sin importart su validez- y distribuir opiniones está a la distancia de un par de clics. Siempre que escucho a alguien quejarse o hablar mal de otro país; “pinches gringos, haciendo guerra a otros países” o “pinches chinos, abaratando el costo de todo lo que se hace…” en realidad se está atacando a todo un país, cuando son generalmente minorías quienes toman estas decisiones que nos afectan de manera global. Si, los Estados Unidos tienen una fuerte inversión en la milicia e invaden otros países con tal de conseguir saciar intereses económicos, OK, pero algo que se da por sentado en ese tipo de comentarios es que absolutamente todos los ciudadanos estadounidenses lo apoyan o lo hacen, y si, muchos de ellos apoyan esto, pero es más bien por a causa de como la ignorancia está esparcida ahí; pero eso no es la representación de todos ellos, por el contrario, al igual que en el resto del mundo, en este país hay millones de personas tratando de hacer de este mundo un mejor lugar. En el otro ejemplo, muchos de los ciudadanos chinos viven en situaciones de pobreza y en algunas de las ciudades más contaminadas del mundo, trabajando en condiciones extremas de competitividad y producción extrema, sin embargo, no podemos juzgar a todos los chinos del mundo por estar en un país cuyos gobernantes y gente con dinero y poder han decidido que sus políticas económicas de las últimas décadas hayan sido convertirse en un proveedor de mano de obra del mundo entero.

Una vez mencionados todos los puntos arriba, es importante entender que los mexicanos que venimos a trabajar aquí, al igual que todos los inmigrantes del mundo y al igual que otros grupos minoritarios en Estados Unidos, nos enfrentamos a otra realidad, a otras dificultades y una de ellas es justamente aprender o dominar un nuevo idioma, en este caso, el inglés que, nos guste o no, es el lenguaje de la globalización.

Cada cabeza es un mundo, cada persona aprende o ha aprendido el idioma de forma diferente, y lo practica del mismo modo, de manera diferente, ya que el hecho de saber traducir todas tus ideas, no significa que las vayas a comunicar correctamente, sobre todo cuando se trata de ahondar en discusiones más profundas que implican hablar de tus sentimientos, ideas políticas, ideas abstractas y, además hacerlo diariamente mientras soporta burlas acerca de su acento y pronunciación. Así que, la próxima vez que leas a un amigo que se mudó lejos escribiendo cosas en inglés, pregúntale como le ha ido, reconecta con esa persona, al menos salúdala, no la ataques excluyéndola o burlándote de su nuevo estilo de vida; esa persona podría estar haciendo mucho más de lo que crees por tu país; aún estando lejos de él y de su familia.

Ya para cerrar

Así como nos encanta pelearnos acerca de las quesadillas con o sin queso, entre chilangos y resto de la república, entre indios y fresas, (nótense las cursivas) lo mismo pasa en otros países, mi fuente para esto es un sondeo informal entre mis amigos de otros países, en México seguimos los mismos patrones del resto del mundo, no somos especiales y si lo somos a la vez.

Así como en Estados Unidos se discrimina a la gente de color, en México también lo hacemos, pero de diferente modo, nosotros nos burlamos del pobre, del indio, del pata rajada, del naco, del jodido, del puto, del transexual, de las mujeres y a estos últimos hasta las matamos. Cada país tiene su dosis de racismo y odio, asociado a miedo e ignorancia como principios básicos (esto es un tema más grande para otro post); cada lugar tiene su contexto e historia pero en el caso de México, si eres mujer, pobre y gay, estás en el eslabón más débil de la cadena alimenticia de la sociedad; si tienes dinero, no eres moreno y eres hombre, estás en el otro extremo. Creo que es importante mencionarlo y hacerlo evidente, aunque muchas personas no estén de acuerdo con ello.

En esta época de odio y violencia en Internet, nos hacen falta más frases como “Haz patria y abraza un mexa” en lugar de “Haz patria y mata un chilango”. Y aunque esta frase es vieja y sé que el odio e intolerancia que hay en el mundo no es nuevo, si se ha potenciado gracias a las redes sociales y el Internet y, bueno, tratando de contextualizar esto a la realidad de nosotros los mexicanos, que es el tema central de este post, me gustaría cerrarlo con un poco de humor e idealizando una realidad donde no nos preocupemos por las costumbres y actos de otras personas; si al fin y al cabo no nos afectan, al fin y al cabo, como dicen por ahí, hasta lo que no comemos nos hace daño.

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_M%C3%A9xico
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Inmigraci%C3%B3n_mexicana_en_Estados_Unidos
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Americas
Like what you read? Give Nomad Cook a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.