Catalina

Catadora de imbéciles. Escritora frustrante. A punto de empezar a publicar mi novela folletinesca por acá, ni bien termine el tarro de margarina.

Catalina