La mayoría de las cosas malas que me han pasado son la consecuencia de la inocencia.

Llamémosle inocencia en lugar de ignorancia y mejor decirle ignorancia que idiotez.

En fin, de algo se aprende o por lo menos es lo que me repito.

Like what you read? Give yours truly a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.