Podcast: en busca del tiempo muerto

Voy a tratar de dimensionar el problema: en promedio una persona en Bogotá dura 2 horas y 20 minutos al día movilzándose –en carro, bus, bicicleta o caminando–. A su vez, tenemos otras actividades diarias como organizar la casa, hacer mercado o cocinar, en las cuales nuestras cabezas, normalmente, están apagadas. Haciendo cuentas rápidas, podemos estar fácilmente 3 horas diarias, el 12.5% de nuestros días, sin estar aprendiendo cosas valiosas cuando lo podríamos estar haciendo. No voy a contar acá, por supuesto, el tiempo necesario (sagrado, si se quiere) para pensar y para dormir.

Hace dos años estaba eliminando aplicaciones para liberar memoria en mi celular y encontré una aplicación morada que por cursioso quise abrir antes de borrarla. Era Apple Podcast. Sin duda, ha sido mi solución a ese problema de tiempo muerto que por varios años me había carcomido. Desde entonces me he enamorado de historias, ideas y programas enteros que, probablemente, nunca hubiera conocido si no fuera por lo que se logra hacer en un podcast. Personalmente, mi curva de aprendizaje en múltiples temas ha sido exponencial.

Escribo esto por una razón simple: creo fielmente que en Colombia y América Latina la cultura del podcast puede jugar un rol esencial para enfrentar muchos de los problemas que hay. Es una cultura que se debe fortalecer y exacerbar en su mejor versión. En otros países esto ya está pasando. En Estados Unidos, por ejemplo, el 40% de las personas que están usando audífonos está escuchando un podcast.

Por medio de un podcast no sólo se transmiten ideas y conocimiento de una forma libre, lo cual ya es fantástico por sí solo. Puede ser, también, una forma de crear comunidad, desarrollar movimientos y fomentar la creatividad.

Por estas razones invito a empezar a escuchar todo tipo podcast en los ‘tiempos muertos’. Me gusta pensar que de esta forma no sólo se está dando solución a este problema, sino que se están gestando ideas para solucionar muchos otros.

La forma de conectarse a estos audios es sencilla. Se puede en aplicaciones como Apple Podcast, Spotify, Google Play o Stitcher, entre otros. Lo que yo hago es aprovechar cuando tengo wifi para descargar los episodios que quiero escuchar en el bus o cuando voy caminando. Por ahora la mayoría son en inglés, y hay unos increíbles. Confío, sin embargo, en que esta cultura se va a ir desarrollando también en América Latina.

Quiero compartir, además, mi lista de programas de podcast favoritos a los que estoy suscrito en Apple Podcast y (sagradadamente, si se quiere) oigo cada semana cuando publican un nuevo episodio. Me gustaría que quienes ya son amantes de los podcast me compartan sus favoritos también.

  1. Radio Ambulante de NPR
  2. Empréndete
  3. Revisionist History del maestro Malcom Gladwell
  4. LaSillaVacía
  5. Philosophize This!
  6. TED Radio Hour
  7. Science vs. de Gimlet
  8. Hidden Brain de NPR
  9. The Minimalists
  10. Work Life de Adam Grant
  11. The Tim Ferris Show
  12. Próximamente: 13% — Pasión por el trabajo

Extra. Es real: con mi gran amigo y ahora socio de proyectos altruistas y optimistas, Andrés Acevedo, llevamos un tiempo trabajando todos los fines de semana en nuestro propio podcast. Creemos en que se deben cambiar las narrativas y los ciclos viciosos que constanetemente llevan a que las personas se sientan miserables en sus trabajos. Según estudios de Gallup, el 87% de la población mundial no está comprometida ni motivada con su trabajo. Es decir que sólo el 13% de las personas sienten pasión por lo que hacen gran parte de su vida: trabajar. Compartiremos, entonces, por medio de nuestro podcast –13% Pasión por el trabajo– historias inspiradoras de personas enamoradas con su trabajo. Todo esto con un objetivo principal: aumentar esta cifra.

Nicolás Pinzón Guerrero