Luz de luna

A la orilla del mar, sentado sobre la fina arena blanca, volteo al cielo para buscarte. El sonido de las olas que usualmente me ponen en trance me dicen que estas ahí, pero aún así no te veo. Es la ultima vez que te vea aquí en el paraíso y es una pena no verte a plenitud. Aun así me voy alegre de nuestra cita, por que a pesar de las nubes densas te dejas apreciar por la luz blanca y brillante. Muchas gracias por los baños de luces que me brindarte mes a mes en esta estancia de más de un año. Nos vemos pronto ahora en otro lugar para que sigas haciéndome sentir privilegiado de vivir y apreciar cosas tan bellas como tú luna llena.

Like what you read? Give Octavio Cordova a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.