La ley de la atracción apesta

La rapidez con la que se extendió la “ley de la atracción” fue impresionante en los años noventa poca gente tenía idea de que era, fue cuando apareció la película ”El secreto” en el año 2006 que empezó a popularizarse la idea de que atraemos lo que pensamos, hasta el día de hoy la mayoría de las personas tienen una idea de lo que es La ley de la atracción.

No voy a negar que yo también creí en esto en mis años de adolescencia, la idea de que el universo fuera como una cuenta de Amazon de la que podría sacar lo que quisiera solo pensándolo (lo más parecido a un hada madrina estos días es una cuenta de Amazon) .

Después de leer muchos libros de psicología me di cuenta de que la ley de la atracción es algo que no tiene sentido, estas son las razones.

Me va mal porque tengo pensamientos negativos.

Para la mayoría de las personas esto puede tener sentido, pero dile eso a una persona que sufre de violencia doméstica o de abuso sexual. Este pensamiento podría hacer sentir doblemente mal a las personas que pasan situaciones como esta, además de darles la falsa idea de que pensando positivo se van a acabar sus problemas y eso no pasaría ni en una novela de Televisa.

Pero a mi si me funciono

Que algo sea difícil de conseguir no significa que sea imposible que pase, para que te des una idea te dejo esta historia.

En 1974 Anthony Hopkins protagonizo una película la basada en el libro de George Feifer. Poco después de firmar el contrato para la película, el actor buscó una copia del libro en Londres, pero no encontró ninguno.

Decepcionado regresó a su casa en el tren, mientras viajaba vio un libro olvidado en un asiento, cuando lo abrió se sorprendió al ver un que era el libro que buscaba.

Dos años después, mientras Anthony Hopkins grababa en Viena al escritor George Feifer visitó el set de la película y salió el tema del libro de La chica de Petrovka, el escritor le contó que ni siquiera tenía una copia del libro porque un amigo la perdió y era la copia que tenía sus anotaciones.

Anthony corrió y busco la copia que encontró en el tren, se la enseñó y era el libro que había perdido el escritor.

Si cosas como está pasan todos los días, no es sorprendente que consigas el trabajo que querías, aunque no fueras el más preparado o que te hiciera caso esa persona que parecía inalcanzable.

Pero ser positivo es bueno ¿no?

Estudios en psicología muestran que pensar que todo saldrá bien, hacen que las personas tengan peores resultados como el siguiente experimento.

Lien Pham y Shelley Taylor de la Universidad de California hicieron una prueba con estudiantes, crearon dos grupos. A un grupo se le dieron órdenes de visualizar que obtenían un diez de calificación en un examen, al otro se le pidió que continuara con su rutina normal de estudio, los dos grupos llevaron un diario en el que anotaban sus horas de estudio.

Los participantes que visualizaron una buena calificación por un par de minutos, ¡estudiaron menos tiempo! Por lo tanto sacaron una calificación más baja que el otro grupo.

Así que el solo hecho de imaginar que te va bien, puede tener un efecto totalmente contrario.

¿Entonces qué hago?

La psicóloga Heidi Grant cuenta la anécdota de que mientras vivía en Nueva York, salía con un aspirante a actor muy guapo y talentoso, mientras encontraba trabajo de actor trabajaba de mesero. Su novio se la pasaba siempre imaginando que lo descubrían y se volvería famoso, por eso nunca iba a las audiciones.

Como imaginarás; sigue de mesero. La psicóloga aconseja que pare lograr nuestras metas lo mejor es planear como alcanzaremos nuestras metas.

Concéntrate más en como vas a lograr tus metas, que en imaginar que ya las alcanzaste.

El poder de visualizar correctamente

Si te gusta visualizar utiliza la técnica de la psicóloga Gabriele Oettingen, llamada contraste mental.

Primero imagina lo que quieres lograr y como va a cambiar tu vida después de esto, después piensa en el obstáculo para lograrlo y el plan que tendrás para superar el problema.

Por ejemplo, imagina que tu meta es comer saludable, piensa como te sentirás con energía y tu ropa te queda mejor. El obstáculo serán los antojos de papas fritas y helados de la cafetería de enfrente del trabajo y el plan será este; “Cuando sienta ganas de comer chatarra, voy a comer fruta y un té sin azúcar”

Si te quedas solo con una cosa de este articulo que sea que visualizar lo que quieres no es motivador, solo te quedas con la fantasía. El universo no va a resolver tus problemas ni cumplirá tus sueños, eso te toca a ti. Piensa en los obstáculos para lograr tus metas y haz un plan para superarlos.