Me miró a los ojos y me dijo que se iría

tirado en el piso llorando por su huida

Dime mujer, quien como yo te amaría?

Rogando por su amor

Le miro a los ojos pidiendo por favor

Que se quede conmigo para siempre, mi amor.

Y con una negación, se marcha sin decir adiós

Desde ese día tengo roto el corazón.