Cuando muera

No sé si es porque trabajo en un hospital y la muerte es algo que nunca dejar de estar presente, o tal vez es mi actual estado emocional. No sé si es lo cercana que sentí la muerte hace un mes y que algunos si se llevó. O tal vez es que ya viene día de muertos. Pero ¿ustedes se han preguntado alguna vez que quieren que pase cuando mueran? No la forma de morir, sino ¿qué ceremonia habrá o qué dirán cuando muera?

Yo sí. Me da miedo que me olviden. Espero que no suceda lo que mucha gente hace, que eviten decir mi nombre. No quiero que todos digan “eran taaaaaan buena”. ¡No! Quiero que digan “era una hija de la chingada, hizo lo que quiso, dijo lo que pensaba y muchos la odiaron por eso”. Porque eso es verdad. También quiero que sepan que estuve (bueno, estoy en la actualidad) rodeada de personas maravillosas. La vida me ha dado mucho. No sé si lo merezco.

Me ha dado la oportunidad de viajar por el mundo. De conocer muchos países, gente distinta y formar parte de muchas familias. Tener amigos de toda la vida, tener amigos sinceros. Correr maratones, caminar por desiertos, cruzar ventiscas, caer en ríos, nadar en distintos mares. Quiero que todos piensen en eso cuando me recuerden. Que digan “sí, era enojona, impaciente, obsesiva y apasionada”. Que sepan que era una inconsciente, que gastaba demasiado dinero en animales de la calle, que consideraba seriamente llevarme a casa los gatos y perros que encontraba. Que más de una vez compré boletos de avión de forma impulsiva, huyendo de algo o de alguien. Que hice estupideces, manejé ebria, me arriesgué por la noche por amigos, salí con quienes sabía que me romperían el corazón. Que la mitad de las decisiones de mi vida las tome con un “chingue a su madre” y la otra mitad con “es mejor arrepentirse de lo que hiciste que de lo que dejaste de hacer”.

Que tenía el ego tan grande que me da paz saber que con alguien que salí me incluyó en un historias en libros, porque de una forma u otra no moriré. Allí estaré… En alguna bodega, en alguna colección perdida, impresa en unas hojas. Camuflajeada con la ficción.

Quiero que todos sepan que hay muchas cosas de las que me arrepentí en la vida, pero que la volvería a vivir exactamente igual. Si yo pudiera volver y decirme algo en esos días obscuros, solo me diría “aguanta, lo que viene esta chingón”. Cocinaría más y me preocuparía menos por cosas triviales.

Por favor si alguien en día de muertos me pone ofrenda, pongan cerveza y tacos de aguacate. Que mi foto esté alrededor de mis mascotas, porque espero encontrarlas a todas. Me gustaría que no lloren, y se acuerden de las ocasiones que rieron conmigo.

¿Qué quiero que pase cuando muera? Quiero que lean esto. Que sepan los que estuvieron conmigo, los que corrieron conmigo, los que comieron conmigo, los que lloraron conmigo, los que viajaron conmigo, los que rieron conmigo y los que durmieron conmigo que a todos de alguna manera les di una parte de mí. Que espero que sean felices. Que cuando vean atrás sientan lo mismo que yo… Y le digan a la vida “si cabrona, me pegaste, pero ¡a que bien me la pasé!”

https://www.youtube.com/watch?v=frGUJuo7Fec