Primera pulseada ganada que sirve para medir las finales

Los Kings ilusionan en grande, anoche en la “final anticipada” por la tercera fecha del cuadrangular derrotaron a Libertad 83–78 en el Polideportivo ODD y sumaron el tercer triunfo consecutivo, para así dar un gran paso rumbo a las finales.

La asistencia de público rompió records en la noche de ayer, el polideportivo recibió un lleno casi total para vivir otra fiesta de basket. Olimpia Kings recibió a un rival de mucho calibre y poderío, según muchos, estos mismos equipos llegarían a las finales.

Lo cierto y concreto es que los Kings metieron un pie en las finales y asegurarán el boleto ganando un juego más. En este primer mano a mano los locales cantaron victoria de la mano de un referente que juega cada vez mejor, Javier Martínez.

Juan Pablo Feliú arrancó el partido con el siguiente quinteto: Ljubetic, Peralta, Rodney, Martínez y Araujo. El arranque fue bueno, los Kings desplegaron toda su fuerza e ímpetu para intentar llevarse por delante al adversario que llegó listo para sorprender y dar un batacazo.

Sin embargo, Olimpia supo sacar una distancia para que el primer periodo acabara 27–14, Javier Martínez nuevamente fue importante para su equipo siendo el máximo anotador desde este cuarto.

En el segundo cuarto comenzaron a vivirse momentos de tensión, pocos puntos anotados generaron nerviosismo, el rival se acercaba e incluso parcialmente logró ponerse en ventaja por mínimos puntos. Hasta que, a falta de contados segundos para el final, un triple de “Japo” rompió la intranquila paridad, y de nuevo Olimpia al frente por 39–36.

Edison Ortíz, Federico Mellone y Adolfo López conformaron el recambio durante un partido que se desarrolló con toda la intensidad y tensión que significan los juegos decisivos, Libertad se volvió a acercar en el score hasta que por decantación e insistencia se vuelve a poner al frente.

Olimpia estaba atrapado en imprecisiones y no podía embocar el aro, aunque a falta de segundos logró recortar las cifras para que finalice 59–60. El trámite estaba candente, pero nada estaba definido puesto que la diferencia era sólo de un punto.

Sin embargo, el arbitraje nuevamente fue muy cuestionado por largos pasajes en filas decanas, directivos; cuerpo técnico y jugadores opinaban que por varios momentos los jueces fueron muy permisivos con los visitantes y demasiado rigurosos con los locales.

Llegó el último cuarto, el de la definición y los corazones se aceleraban, la hinchada cantó y alentó durante todo el partido. Sin dudas el público fue un factor fundamental, llegaron los dobles y triples consecutivos, se habían destacado además Martínez, Rodney y Araújo.

La intensidad que seguía demostrando Libertad no permitía distancias mayores en el score, por lo que el alargue no era una idea nada descabellada a esas alturas del compromiso.

Finalmente apareció Luís Ljubetic con un último triple, el de la distancia; el salvador. El perimetral que quizás sentenció el juego a favor de los Kings llegó de manos de Luís, quien no convirtió demasiados puntos, sin embargo, los mismos tuvieron una injerencia total en el score final.

Un par de libres de Martínez decoraron el final para desatar la fiesta, 5 puntos era la diferencia, lo justo y necesario para celebrar el tercer triunfo consecutivo de la etapa, marcador ajustado de 83–78.

El equipo tuvo una efectividad total del 52%, Javier Martínez fue el goleador y la figura con 26 puntos encestados, 53% de efectividad en 40 minutos disputados nuevamente.

Olimpia es más líder que nunca y enfrentará este jueves al Sportivo Luqueño de nuevo en el Polideportivo ODD. De conseguir otra victoria, el Decano asegurará su lugar en las finales a la espera de su oponente.