Hoy no habrá hora dorada.

Veo la ventana, apenas un poco de luz se cuela a través de la cortina. Son las 5:57, la hora dorada debe llegar pronto pero hoy no.

Hoy no habrá hora dorada, nubes espesas cubren el sol. Ni una pizca de luz en tonos amarillos y naranjas agradablemente cálidos podré ver este día. Sólo esa luz tenue, incolora de un día gris.

Acostada en mi cama pienso, pienso mucho, pienso todo el tiempo.

Pienso en lo que hice, en lo que no hice, aquella cosa estúpida que dije sin pensar (vaya ironía), pienso en lo que hubiera dicho, en lo que hubiera hecho. Hubiera.

Naturaleza torpe y descuidada son los principales motivos de mis muchos errores.

¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? Qué acto tan cruel contra nuestro ser.

Necesito dejar ir.

A. Rodríguez

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.